pais
Martes 21 de Abril de 2015

Le mandó un SMS a su ex y los estrelló contra un camión

Diez minutos después de enviarle ese mensaje:“no vas a ver más a tus hijos”, Juan Romero cruzó de carril en la ruta y chocó el auto en el que viajaba con sus mellizos de 7 años. Uno murió y el otro se encuentra muy grave. El está fuera de peligro.

"No vas a ver más a tus hijos". Con esa frase, Juan Romero se lanzó al carril contrario en plena ruta 14 y estrelló el Chevrolet Corsa en el que viajaba junto a sus dos hijitos de 7 años contra un camión Scania. Uno de los mellizos, Agustín, murió; el otro, Mateo, se encuentra gravísimo en terapia intensiva. Romero está fuera de peligro.
La amenaza había sido enviada por mensaje de texto a su ex pareja y madre de los mellizos. La mujer, de inmediato, presentó una denuncia en los Tribunales de Concordia, pero ya era tarde.
El hecho ocurrió el lunes, a las 5 y media de la tarde. El mensaje llegó al celular de la madre a las 5 y 20, y 20 minutos después la denuncia ya estaba formalizada en Tribunales. Pero, para ese momento, sus hijos yacían tirados en el asfalto, a la altura del km 242, muy cerca de Puerto Yeruá.
Según informó Mariano Bradanini, vocero de la empresa concesionaria de la ruta, Caminos del Río Uruguay, Romero (41 años) circulaba rumbo sur cuando, sorpresivamente, volanteó a la mano contraria y se estrelló casi frontalmente contra un camión Scania que transitaba rumbo al norte, con destino en la ciudad de Chajarí. El testimonio del camionero confirma que el auto embistió directamente al Scania. Los chiquitos salieron despedidos del auto y quedaron tendidos en la ruta.
Tras ser ingresados al Hospital Masvernat de Concordia en estado desesperante, Agustín falleció apenas llegada la noche. Tenía hemorragia cerebral, traumatismo encéfalo-craneano, hemorragias y edema cerebral y politraumatismos en todo el cuerpo. Los tres recibieron asistencia respiratoria mecánica.
Romero y la madre de los chicos estaban separados. El papá era el encargado de buscarlos por la tarde y llevarlos a la madre. Fue en esa instancia cuando decidió tomar venganza de ella y castigarla con la muerte de los hijos, a la par que quitarse él la vida. Ahora, con fractura de cadera y otros golpes, el único que se encuentra fuera de peligro es él, según confirmó el jefe de policía departamental, Gustavo Schirlo.