pais
Martes 08 de Diciembre de 2015

"No es cuestión de decir «quiero entregar el mando en el subte», porque no se puede"

Federico Pinedo dijo que desde el PRO toman "con lástima, con tristeza" la decisión de Cristina Fernández de no asistir a la ceremonia de transmisión de los atributos presidenciales.

El designado presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, le advirtió hoy a la presidenta Cristina Fernández que “no es cuestión de decir «quiero entregar el mando en el subte»” y sostuvo que en Cambiemos tomaron “con lástima, con tristeza” la decisión de la mandataria saliente de ausentarse de la ceremonia de traspaso.
•LEER MÁS: Parrilli: "No están dadas las condiciones para que Cristina concurra al Congreso"
“Lo tomamos con lástima, con tristeza”, dijo Pinedo esta noche, ante la determinación de CFK de no concurrir a la ceremonia de transmisión de los atributos presidenciales a Mauricio Macri, tras la decisión del fiscal Jorge Di Lello de hacer lugar a una medida cautelar que la impedirá a la mandataria saliente tomar cualquier decisión el jueves 10, ya que interpretó que entonces habría caducado su mandato.
Asimismo, Pinedo rechazó las afirmaciones del titular del AFI, Oscar Parrilli, quien calificó la actitud de Di Lello como “golpista”.
Según el futuro senador, “no procede” la calificación de golpista “porque la Constitución Nacional, que es el tratado de paz de los argentinos, cuando trató el plazo presidencial en su última reforma, dijo que el mandato se extingue el 10 de diciembre”.
Indicó que, al pedir una decisión a la Justicia, Cambiemos “está muy lejos del golpismo. Es simplemente acudir a las formas constitucionales, que son muy importantes”.
Además, contrarrestando otro argumento de Parrilli en cuanto a que el país —según la interpretación de Di Lello— quedaría sin presidente durante doce horas, Pinedo recordó que “el país nunca está sin presidente, (porque) cuando no está el presidente está el vice o está el presidente provisional del Senado”.
En cuanto a la posición de la jefa del Estado, Pinedo le recordó que “lo que hay que darse cuenta es que cuando uno es funcionario de la democracia, uno no está actuando por uno mismo, sino en representación del pueblo. Respetar las formas es respetar al pueblo, nosotros no somos dueño del pueblo”, razonó.
“No es cuestión de decir «quiero entregar el mando en el subte», porque no se puede”, cerró con una ironía Pinedo.



Fuente: La Capital