pais
Domingo 17 de Abril de 2016

Quiénes eran los fallecidos de la trágica fiesta electrónica en Costa Salguero

Los fallecidos tenían entre 20 y 25 años. Además hay otros cinco intoxicados que permanecen internados

Lo que se suponía debía ser una fiesta tuvo un desenlace dramático. Miles de personas asistieron a la primera jornada de Time Warp, que se realizó en Costa Salguero, pero entrada la madrugada el festival se vio sacudido por la intoxicación de al menos diez personas.
Si bien todavía no hay precisiones sobre la sustancia que les causó la muerte, según la agencia Télam, los primeros análisis realizados a las personas internadas "muestran consumo de drogas de diseño similares al éxtasis y algunos internados presentan quemaduras internas, producto de los altísimos estados febriles".
Los primeros casos fueron identificados por los equipos de emergencia del evento, y según supo Infobae por fuentes de la investigación, las víctimas no pertenecían a un mismo grupo, sino que se encontraban en distintos puntos del predio. Al cabo de unos minutos comenzaron a llegar las ambulancias.

El saldo total fue de cinco jóvenes muertos, presumiblemente por el consumo de alguna sustancia tóxica. Una misma cantidad permanece hospitalizada, y el titular del SAME Alberto Crescenti informó que se encontraban en grave estado. Algunos en coma.
Infobae accedió a la nómina de las víctimas fatales, que tienen entre 20 y 25 años. Fueron identificados como Nicolás Becerra, Francisco Bertotti, Bruno Boni, Martín Nazano y Andrés Valdéz. Todavía no fueron dados a conocer los nombres de los internados.
Francisco Bertotti, de 21 años, vivía en Pilar y estudiaba Ingeniería Informática en la Universidad de El Salvador. En sus perfiles de redes sociales se reconocía hincha de River.

Francisco Bertotti, uno de los jóvenes fallecidos / Facebook

"Cuando nos enteramos de lo que había pasado, fuimos a Costa Salguero a ver si estaba y nos mandaron a un edificio de la Prefectura, donde nos confirmaron que estaba en la lista. Es terrible esto de la pastillita", dijo conmovido un familiar a la agencia Télam cuando aun no se había oficializado su apellido.
La novia de Bertotti, quien sería una de las internadas, había escrito días atrás: "Lo único que deseo es estar en la Time Warp con la mente en plutón".
También Bruno Boni tenía 21 años. Había estudiado Diseño Gráfico en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata. Comentarios de personas que se hicieron eco de su fallecimiento indicaban que era DJ, y en algunos círculos se identificaba como Max Steel, nombre que alude a una serie de animación de ciencia ficción.


De los cinco, dos murieron en el lugar donde se realizaba la fiesta. Otros dos lo hicieron en el Hospital Fernández (donde además hay tres internados) y el restante, en el Rivadavia.
Andrés Valdez tenía 23 años, era de Paraná, vivía cerca del Parque Gazzano y tenía gran afición por la música electrónica. Era DJ y según las fotos de su perfil de Facebook había participado de fiestas conocidas del estilo, como Creamfields.
Según relató el portal 9Ahora, la familia debió viajar hasta Buenos Aires para reconocer el cuerpo del joven, que jugaba al básquet en el Libertado de San Martín, un club de su barrio. Además, finalizó la secundaria en el Colegio San Joaquín y estudió gastronomía en un instituto privado de la capital provincial.
Andrés Valdez en la Creamfields 2012 / Facebook

De momento, los investigadores dejan trascender información a cuentagotas. La causa de las muertes recién se conocerá con los resultados de las autopsias, que comenzaron el sábado por la tarde. No obstante, hay indicios claros de que la causa de la muerte sería por una droga de diseño contaminada.
En el hospital Fernández estudiaban la composición de las pastillas que fueron encontradas en poder de los fallecidos con el objetivo de dar con un diagnóstico que permita adecuar el tratamiento para los pacientes que todavía pelean por sus vidas.

Nicolás Becerra, de 25 años, otro de los fallecidos / Facebook

En paralelo, la división Precursores químicos y Drogas emergentes de la Policía Federal evaluaba las que fueron decomisadas al ingreso de la fiesta, y otras que hallaron en los residuos.
Tras acompañar los peritajes, los fiscales abocados al caso - Sandro Abraldes y Diego Iglesias- ordenaron medidas para saber si la presunta droga fue comprada dentro del complejo o fuera e ingresada al lugar. Además solicitaron la colaboración de testigos, con la promesa de resguardar su identidad y darles protección.

Infobae