pais
Jueves 10 de Marzo de 2016

Renunció la subsecretaria de Turismo de Ecuador tras sus polémicas declaraciones

Había dicho que "tarde o tempranoles iba a pasar eso" a las mendocinas asesinadas en Montañita. “Me disculpo como madre e hija, mis expresiones no buscaron hacer daño", dijo tras su alejamiento.

La subsecretaria de Turismo de Ecuador, Cristina Rivadeneira, renunció hoy a su cargo tras sus polémicas declaraciones en las que afirmó que a las dos turistas argentinas asesinadas en su país “les iba a pasar algo tarde o temprano”.

“Me disculpo como madre e hija, mis expresiones no buscaron hacer daño a nadie, presento mi renuncia irrevocable al Ministerio de Turismo”, escribió la ahora ex ministra en su cuenta de Twitter.

Rivadeneira, había realizado las polémicas declaraciones este miércoles en una feria de turismo en Berlín ante la agencia DPA, y que luego fueron publicadas por medios argentinos y ecuatorianos.

“Yo lo que digo... yo soy mamá, a estas chicas seguro que les iba a pasar eso en cualquier lado porque de ahí se iban a ir haciendo dedo hasta Argentina. Les iba a pasar algo tarde o temprano. Pero bueno, desafortunadamente fue ahí”, había dicho.

Tras la difusión de los dichos de la ex funcionaria, el Ministerio de Turismo de Ecuador emitió un comunicado en el que se rechazaban “las declaraciones no autorizadas”, y en el que pidieron disculpas a los familiares de las víctimas.

Al referirse a las declaraciones, el comunicado señalaba que “no coinciden bajo ningún concepto con la postura y visión que el Estado ecuatoriano y el Ministerio de Turismo guardan respecto al lamentable episodio ocurrido en Montañita”.

“Los juicios de valor y lo manifestado por Rivadeneira, de ser ciertos, constituyen una declaración a título personal que no obedece a la postura oficial. Pedimos sentidas disculpas a los familiares de las víctimas y al pueblo argentino en general”, se aseguró.

La familia de una de las víctimas también mostró su repudio por las polémicas declaraciones y pidió que Rivadeneira presentara disculpas públicas, y además instaron al Gobierno de Ecuador a no “deslindar responsabilidades” y consideraron “poco ético” que una funcionaria haya atribuido lo ocurrido al hecho de que las jóvenes viajasen de mochileras haciendo “dedo”.