pais
Lunes 10 de Agosto de 2015

Rituales, excentricidades y hasta falta de presidentes de mesa algunas de las perlitas

La jornada de elecciones tuvo todo el color del civismo. En el país hubo varias rarezas que fueron el distintivo de un comicio largo, demorado y quejoso.

Pero como datos salientes pueden mencionarse la campera naranja del gobernador bonaerense Daniel Scioli, los anteojos "60" de Elisa Carrió, y hasta las facturas que el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, le llevó a los integrantes de la mesa en que sufragó.
La campera naranja de Daniel Scioli
Fiel a su costumbre y acorde al color que es referencia de su gestión en la provincia, Daniel Scioli fue a votar con una campera de lluvia color... naranja.
El candidato a presidente por el Frente para la Victoria (FpV), acudió a la mesa en donde tenía que emitir su voto acompañado por su esposa Karina Rabollini, y con su campera color naranja, para protegerse de la lluvia que se abatió durante la jornada.
Los lentes "sixty" de Lilita
La precandidata de Cambiemos, Elisa Carrió, sorprendió a todos con un "look" muy sesentoso, mostrando sus lentes de color negro con brillo y el número 60.
Incluso, al hablar ante los periodistas, "Lilita" reconoció que los anteojos eran para Cristóbal López -el empresario kirchnerista- y dijo "a los 60 estoy espléndida", aunque en realidad su edad es de 58 años.
Carrió votó en una escuela del barrio porteño de Recoleta, en la mesa 777.
El vicepresidente Boudou votó "camuflado"
El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, votó con un atuendo algo particular en la Universidad Católica Argentina (UCA) de Puerto Madero, barrio porteño donde reside.
Es que el titular del Senado llegó con jeans azules y una campera "camuflage" en tonos de azul, a las 9:35 de la mañana.
El vicepresidente fue muy comentado en las redes sociales por el atuendo elegido para sufragar, similar al del Servicio Penitenciario Bonaerense.
Las facturas de Macri
En lo que ya parece ser una costumbre, el Jefe de Gobierno porteño y precandidato a presidente por Cambiemos, Mauricio Macri, le llevó facturas a los integrantes de la mesa en la que votó, en el barrio de Palermo.
Luego de sufragar, a Macri le preguntaron cuántas facturas había llevado, y el precandidato de Cambiemos y titular del PRO, dijo que "fue una docena".
Pero entre las cuatro personas que estaban en la mesa, se desprende que a cada uno le correspondían tres facturas, aunque desde el entorno de Macri se dejó trascender que era "por cábala" que las llevaba y en esa cantidad.
Denuncias por whatsapp 
La Cámara Nacional Electoral dispuso una nueva herramienta para que los votantes puedan realizar las denuncias por alguna anomalía que tuvieron a la hora de emitir el voto, ya que puso a disposición una línea de whatsapp.
Durante toda la jornada, los denunciantes podían enviar mensajes vía whatssap a la línea 011-2455-4444, habilitada para recibir las eventuales irregularidades.
A través de Twitter, la Cámara Nacional Electoral dio a conocer el número de whatsapp, mientras que en la página www.padron.gob.ar quedaron registrados los cambios hechos en lugares de votación a raíz de las inundaciones, que obligaron a reubicar unas 170 mesas y la mudanza de 45 sedes de votación, debido a las lluvias.
El presidente de mesa que se "fugó"
En la mesa 499 del Instituto San Alfonso de Villa Urquiza (ubicado en la Avenida San Martín 2248), se vivió un momento casi desesperado por parte de un gendarme que le pidió a los concurrentes a votar quién quería ser "de manera voluntaria" presidente de mesa.
"Lamentablemente desde esta mañana me está faltando un presidente de mesa y un suplente de mesa. El muchacho que estaba a voluntad, se me fugó. Ahora el problema es que necesito un presidente de mesa y alguno que se ofrezca por amabilidad. Todos aducen que tienen que trabajar o que no saben leer y escribir. Yo no puedo decidir por nadie", explicó el gendarme ante la cola que estaba formada frente a la mesa 499.
Sin presidente de mesa, el primer votante estaba ebrio
La mesa 3971 de la escuela Bernardino Rivadavia, en la ciudad de Rosario, se pudo poner en funcionamiento recién a las 10.15, dado que faltaron las autoridades de la mesa y además el primer votante que llegó estaba borracho.
Finalmente, tres mujeres que estaban alistadas para votar en esa mesa fueron convocadas y así se pudo poner en funcionamiento la votación.
Golpes en Corrientes
Los golpes de puño y las agresiones físicas también estuvieron presentes, lamentablemente, en esta elección, ya que un fiscal de la mesa 514 de la Escuela "N°5 España" de Corrientes, agredió a un hombre, quien denunció que cuando fue a votar, figuraba como que ya lo había hecho.
El hombre, identificado como Marcos Mendoza, fue a emitir su voto en el colegio ubicado en Santiago del Estero 512, pero las autoridades no le permitieron argumentando que ya habían entregado el troquel a otra persona que sufragó antes en su lugar.
El damnificado, reportero gráfico, hizo pública su situación ante medios colegas, y un colega del denunciante tomó imágenes, pero un joven fiscal se levantó molesto y agredió a Mendoza.
Dinero en lugar de boleta
En la localidad de Ranchos se vivió un hecho por demás insólito, ya que un hombre de 70 años se quedó esperando que cierre el escrutinio para reclamarles a los fiscales y al presidente de la mesa el contenido de su sobre.
¿El motivo? Es que el hombre se confundió y en el sobre colocó 1.500 pesos en efectivo que había sacado de un cajero automático y quería recuperarlo.
Obviamente, el sufragio del septuagenario fue impugnado, aunque claro, el voto tenía un "valor" importante.