pais
Jueves 31 de Marzo de 2016

Salta: condenan a una mujer a 10 años de prisión por captar a una menor de edad para explotarla

El Tribunal Oral Federal de Salta condenó a diez años de prisión a una mujer boliviana por captar mediante engaños a una adolescente de esa misma nacionalidad y en situación de vulnerabilidad para trasladarla a la Capital Federal con fines de explotación laboral, en condiciones de esclavitud y con jornadas de trabajo de más de 20 horas diarias. 
Así lo confirmó hoy a Télam el fiscal federal Francisco Snopek, quien en sus alegatos solicitó diez años de prisión para la imputada, Muriel Aguilar, pena que después le otorgaron los miembros del tribunal. Fuentes judiciales dijeron a Télam que la mujer tenía locales de comida en Bolivia, donde trabajaba la madre de la víctima haciendo tareas de limpieza a cambio del plato de comida. De ahí la conexión con la adolescente, a la que se la llevó a Buenos Aires donde había puesto otro local, diciéndole que le iba a pagar con dinero, cosa que no ocurrió.
El 20 de noviembre de 2013 la chica fue rescatada en el marco de un operativo de Gendarmería Nacional, cuando tenía 14 años y era nuevamente trasladada en micro desde Bolivia hacia Retiro en compañía de Aguilar, que pretendía seguir obligándola a trabajar en condiciones de esclavitud. Al solicitarle los documentos, los gendarmes notaron que la mujer estaba muy nerviosa, por lo que decidieron interrogarla y notaron contradicciones en sus argumentos sobre la compañía de la adolescente. 
Al ser separadas, la chica se puso a llorar y dijo que quería volver a su casa, en Bolivia, tras lo que explicó que no viajaba sola y que lo hacía de manera involuntaria, para trabajar sin retribución económica. Según la víctima, debía devolver con trabajo el dinero de los pasajes y había sido amenazada, golpeada, maltratada y explotada laboralmente por Aguilar, que en otra oportunidad ya la había llevado a trabajar en un local de Liniers. 
La mujer fue detenida y comenzó la etapa de instrucción de la causa, que estuvo a cargo del fiscal Eduardo Villalba, quien en octubre de 2014 solicitó la elevación a juicio, cuyo debate comenzó el 16 de febrero último en los tribunales federales salteños. 
Los jueces dieron por probado que la adolescente ya había ingresado al país en otra oportunidad, de la misma manera, y que Aguilar la había llevado a trabajar de moza en el barrio porteño de Liniers. El sitio Fiscales.gob publicó que allí, a la víctima la obligaron a trabajar durante 21 horas seguidas, con un descanso de solo tres horas por día, ingiriendo comida en mal estado y sin recibir un salario.

Télam