pais
Sábado 16 de Enero de 2016

San Justo: un jubilado murió mientras golpeaban a su esposa para robarles en su casa

El hombre de 83 años sufrió un ataque al corazón mientras los ladrones estaban en su vivienda y murió; los vecinos protestaron por la inseguridad en la zona

Un hombre de 83 años murió al descompensarse esta madrugada cuando ladrones estaban robando en su casa y golpeando a su mujer, cuatro años menor, en Balbastro al 3500, en la localidad de San Justo en la provincia de Buenos Aires.
A las 2.30 de esta madrugada, los ladrones ingresaron a la vivienda en el partido de La Matanza por el jardín, les exigieron dinero a los dos jubilados -que estaban descansando- y los golpearon. El hombre no resistió al situación y falleció por un paro cardíaco durante le asalto. Su esposa está internada por los golpes.
Las fuentes policiales señalaron que los delincuentes dejaron atado al hombre de 83 años en una silla para que vea cómo golpeaban a su mujer y entregue el dinero de sus ahorros. Fue entonces cuando el jubilado murió de un ataque al corazón.
De acuerdo al testimonio de vecinos, la mujer "está muy golpeada, desfigurada" y permanece internada en el hospital de San Justo, pese a que ninguno de los dos ofreció resistencia durante el robo.
Otro vecino que conocía al matrimonio contó al canal TN que los ladrones entraron por el fondo de la vivienda, "rompieron la claraboya, agarraron una manguera, la ataron y entró el más delgado que les abrió la puerta a los otros. Le dieron vuelta toda la casa, les exigían dinero".
Los ladrones escaparon del lugar con algunos objetos personales de las víctimas y dinero en efectivo.
La investigación está cargo de la Comisaría Primera de La Matanza y la Coordinación Departamental de Investigación junto al fiscal de Homicidio de Gregorio de Laferrere.

Vecinos indignados
Un grupo de vecinos se concentró en cercanías de la vivienda para protestar por los reiterados episodios de inseguridad en el barrio.
"A las 8 de la noche ya no se puede estar", contaron los vecinos y pidieron respuestas de las autoridades municipales y provinciales.

Fuente: La Nación