pais
Miércoles 01 de Julio de 2015

Tucumán: piden un bote para llegar a la escuela

Después de que las inundaciones arrasaran con un puente hace tres meses, un grupo de alumnos reclama ayuda para asistir al colegio; el agua les llega hasta las rodillas.

A tres meses de las inundaciones que castigaron a esta provincia, hay tucumanos que todavía padecen sus consecuencias. Es el caso de un grupo de siete niños menores de 12 años que, de lunes a viernes, a pesar del frío y desafiando innumerables riesgos, cruzan descalzos un río para poder llegar a la escuela en la que buscan mantener viva la ilusión de un futuro mejor. Es que la furia del agua se llevó puesto el único y precario puente que comunicaba al pueblo en el que viven con el establecimiento escolar.

La dramática situación tiene lugar en el paraje rural Colonia 1, de la localidad de Santa Ana, Departamento de Río Chico, a 102 kilómetros al sur de la capital tucumana. El padecimiento diario de estos pequeños quedó registrado en un video filmado por una de las madres. Luego, compartido en la red social Facebook por un grupo de vecinos de la ciudad de Concepción que integra la "Peña Xeneize", una ONG que desde hace tiempo viene ayudando a los afectados por las inundaciones en el sur tucumano.
En la grabación, que muestra cómo los chicos cruzan las turbias aguas que separan a una orilla de la otra junto a algunos padres que acompañan su travesía diaria, llega un pedido conmovedor: no reclaman que el gobierno construya otro puente, sino que les faciliten un bote para que los niños no tengan que cruzar caminando el río. De lo contrario, un medio de transporte que los lleve hasta la escuela.
Gustavo Ochoa, uno de los integrantes de la "Peña Xeneize", dijo al diario La Gaceta: "Son siete los niños de la Colonia 1, de Santa Ana, que todas las mañanas, desde hace mucho tiempo, deben cruzar el río Chico, con el peligro que esto implica, acompañados por sus padres". Dijo que lo hacen "para acortar camino, porque de lo contrario deben caminar cinco kilómetros para llegar a la escuela N° 64, 'Wolf Schcolnik', de Santa Ana", donde asisten.
"Duele mucho ver esto. Los niños son de la primaria. Tienen entre seis a diez años. Una señora (la mamá de uno de los pequeños) nos dio las imágenes para que pueda salir a la luz la cruel realidad", dijo, indignado, Ochoa.
El vecino solidario reclamó "que alguien se haga cargo de esto, porque ellos no pueden seguir así. Pedimos un bote, un puente alternativo, o un transporte que busque a los niños para ir a la escuela, ya que están aislados y ellos sólo quieren estudiar".
Las fuertes tormentas registradas en la primera quincena de marzo, sumado al desborde parcial del dique Escaba, el 12 de abril, arrasaron con una docena de puentes en distintos puntos de la provincia. La mitad de esos pasos todavía no fueron reparados, lo que obliga a cientos de vecinos de distintas localidades a circular por badenes y cruces provisorios.
Fuente: La Nación