pais
Lunes 16 de Mayo de 2016

Un intendente que manejaba borracho fue detenido: "Me estoy curando con alcohol la muela"

Daniel Elías, jefe comunal de la localidad riojana de Chamical, se negó a hacer el test de alcoholemia y amenazó al agente de tránsito con "llamar al gobernador". Fue liberado horas más tarde. Deberá pagar una multa de $14.000.

“Vos no podés pasar sobre mi autoridad, hermano. No me podés hacer pasar vergüenza en toda la provincia por ser un agente". El que habla es el intendente de la localidad de Chamical, Daniel Elías, y se dirige al oficial que lo detuvo cuando circulaba por la ruta 38 a fines de realizarle un test de alcoholemia.
El domingo a la mañana el jefe comunal volvía de una fiesta a bordo de una Toyota Hilux cuando fue interceptado por el control policial. Según trascendió, al principio el jefe comunal intentó eludirlo y, una vez detenido, se negó a soplar la boquilla que mide gramos de alcohol por litros de sangre.
"Voy a llamar al gobernador para ver qué hacemos con vos", amenazó Elías al agente, teléfono en mano, al tiempo que le exigió su apellido. "Esto no es un control. Es mala leche con la gente de la provincia de La Rioja", lo increpó. Y le cuestionó que el puesto estuviera ubicado "a 40 metros" del local del cual venía: "Vos sabés que ahí hay un salón de fiestas y hay gente que está festejando".
Cuando a partir de su aliento etílico se lo acusó de estar ebrio, Elías lo negó y se defendió: "Me estoy curando una muela con alcohol". "Soy intendente. La primera autoridad de mi departamento", dijo prepotente frente al oficial, sin saber que sus insólitas declaraciones estaban siendo registradas en un video que se viralizaría rápidamente a través de las redes sociales.


El intendente, quien responde al partido Acción Riojana y está cumpliendo su segundo mandato, contaba además con un registro de conducir vencido desde el ocho de mayo. Según indicó el portal Rioja Virtual, ras haberse negado al control, cayó detenido y horas más tarde recuperó la libertad luego de que un médico se acercara a la Dirección de Investigaciones con un certificado que alegaba "problemas de salud".
El decreto provincial 840, firmado el año pasado, establece hasta "treinta (30) días de arresto y multa al que condujere vehículos de cualquier tipo o especia en la vía pública, en estado de ebriedad, que supere los 200 miligramos de alcohol por litro de sangre, o bajo efecto de estupefacientes".

Esta mañana el caso llegó a los oídos del gobernador de La Rioja, Sergio Casas, quien afirmó que la norma "es de cumplimiento para todos y sin excepción. Está hecha para cuidar y proteger la vida". "No voy a analizar cuestiones personales. Lo importante es que es de cumplimiento para todas las personas", añadió en declaraciones radiales.
Por su parte el jefe de la policía local aseguró además que el intendente deberá pagar una multa de $ 14.000 pesos, el equivalente a una pena máxima establecida en 800 unidades de multa, calculo que establece la mencionada cifra.

Fuente: Infobae/ Fenix.