Santa Fe
Jueves 16 de Febrero de 2017

Pami: el director de la delegación local cuestionó a la Defensoría

Alfredo Marinelli dijo que ese organismo no tiene competencia en los reclamos planteados por demoras y problemas en prestaciones. En tanto, los ópticos solicitaron un aumento cercano al 200% y sostienen que es imposible hacer un anteojo con 244 pesos

Este jueves, el defensor del pueblo de la provincia expresó a UNO su preocupación ante las dificultades que sufren jubilados y pensionados por las demoras en la autorización de medicamentos oncológicos y en la provisión final de las drogas, por faltantes de elementos ortopédicos, y por el corte de servicio de óptica anunciado por la Cámara de Ópticas y por el Colegio de Ópticos de Santa Fe.

Consultado al respecto, Alfredo Marinelli, director de la Unidad de Gestión Local XV-Santa Fe del Pami, se mostró sorprendido por los reclamos y dijo que le llama "poderosamente la atención la incumbencia de la Defensoría del Pueblo, en los temas en lo que no tiene competencia".

"Nosotros somos un ente nacional, y ellos son un ente provincial. Creo que en la historia de la Defensoría del Pueblo, nunca salieron a hablar de Iapos, ni de Pami, ni de nada por el estilo, y ahora salen a hablar, y prácticamente sin razón", expresó.

En esa dirección recordó que en una reunión previa, mantenida con funcionarios de la Defensoría, la UGL que dirige se comprometió a generar un "canal fluido" de diálogo para resolver los problemas planteados en forma rápida. "Empezamos a trabajar así, y nos pusimos de acuerdo en eso", dijo.

"En conclusión en un año y pico de gestión tuvimos cuatro pedidos de la Defensoría del Pueblo, y nada más. Muy diferente a lo que dice la doctora Calcaterra en los medios que dice que a diario tienen reclamos", agregó.

En tanto, en relación al corte de servicios por parte de la Cámara de Ópticas, y del Colegio de Ópticos de la provincia, manifestó que esas prestaciones para los afiliados no se encuentran interrumpidas.

"No tenemos cortadas las ópticas. La Cámara de Ópticas es uno de los prestadores que tenemos y hoy tienen la cuenta saldada, pero pretenden un aumento mayor al que les ofreció Pami, y entonces tomaron una medida", indicó y se mostró optimista que en breve se pueda solucionar el conflicto.

Según Marinelli, los jubilados y pensionados pueden utilizar actualmente los servicios de Óptica Amur como prestador, que "tiene capacidad prestacional para toda la UGL". Y sino hacer los anteojos "por reintegro".

Sucede que la Cámara de Ópticas y el Colegio tienen jurisdicción no solo en Santa Fe, sino también en el norte de la provincia, entonces consultado respecto de cómo hace un afiliado de otra localidad para obtener sus lentes contestó: "Algunas (ópticas) les dan los lentes, y les dicen que cuando se levante la medida les entreguen los papeles, y otros que esperen cuatro o cinco días. Sino se los hacen y nosotros se los vamos a reintegrar".


Cuestión de perspectivas
En contacto con UNO, Roberto Izquierdo presidente de la Cámara de Ópticas de Santa Fe señaló que luego de la medida adoptada, Pami fue pagando los meses de atraso que tenía con los prestadores, y que actualmente falta solamente abonar diciembre y enero, pero que sin embargo, la decisión de no atender afiliados de Pami continuará hasta tanto no se actualice el valor prestacional que actualmente se ubica en 240 pesos.

Con ese dinero, sostienen los ópticos es "imposible" hacer un anteojo, y cuentan que muchas veces hacen descuentos para que los jubilados puedan tener sus lentes, ya que solamente el armazón (de los más baratos) sale alrededor de 350 pesos.

En ese sentido, el presidente de la Cámara Argentina de Óptica (Cadeo), Mario Daniel Soltak contó a UNO que la decisión de cortar servicios se tomó entre varias instituciones, incluida Fecora (Federación de Colegios Ópticos de la República Argentina), y que más allá del atraso en los pagos que estaba casi resuelto, el mayor reclamo es para que se incremente el valor del arancel que no se actualiza desde abril de 2015, y que Pami ofreció actualizar en 20%.

"Es inaceptable eso. Por lo que Fecora, a nivel nacional (en Santa Fe, según la Cámara de Ópticas continuarán los servicios cortados hasta que haya una actualización arancelaria), decidió levantar la medida para armar una mesa de diálogo y aumentar ese porcentaje y en los próximos días", reflejó.

Soltak señaló que si bien se van a sentar a negociar los aranceles por ahora las partes están lejos, ya que los ópticos plantean un aumento de 200% a los 240 pesos actuales, y Pami ofrece un 20%.

"Es inaceptable el arancel, y si se levanta la medida es como si estuviéramos aceptando el 20%. Pero si la gente de Santa Fe acordó iniciar una mesa de diálogo en función de que se levante la medida. Bueno, se podría levantar por algunos días si se negocia algo lógico", indicó.

"Hay que ser flexible en esto, no se puede ser rígido, pero debido a la medida que se tomó se pudo cobrar, es la pura verdad. Es decir, no se quieren tomar medidas extremas como estas, pero quedó demostrado que valió porque se cobró gracias a eso", concluyó.


Diputados del PS piden explicaciones
El bloque de diputados socialistas manifestó su preocupación en la Cámara de Diputados de la provincia "ante las graves falencias en las prestaciones de servicios básicos que padecen los afiliados a la obra social".

En ese contexto, el diputado Joaquín Blanco presentó una declaración en la cual se expresa respecto a los inconvenientes en las Unidades de Gestión Local de Santa Fe (XV) y Rosario (IX) dependientes del Pami –Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados– apelando a las autoridades para que brinden las explicaciones pertinentes.

"Esta situación es muy grave porque se suspendieron servicios esenciales y los afiliados no saben a quién recurrir, están confundidos y se pasean cada día en las oficinas de Pami, haciendo filas eternas en busca de respuestas que no llegan. Los empleados tampoco saben cómo manejarse y nuestros mayores merecen soluciones urgentes", dijo el legislador.

En el proyecto se enumeran la falta de provisión y venta de medicamentos debido al incumplimiento de pagos adeudados a las farmacias, falencias en la provisión de medicamentos oncológicos, la suspensión de prestaciones oftalmológicas por tiempo indeterminado, inconvenientes para conseguir elementos ortopédicos y el corte de servicios en especialidades como neurología, cirugía vascular periférica y de tórax.

"Lo que planteamos es la necesidad de una reestructuración integral del organismo, una política más descentralizada en las provincias, el tiempo se va en controles y trámites burocráticos que tienen que llegar hasta la oficina central y muchos jubilados no pueden afrontar los gastos para continuar con su medicación o para lidiar con situaciones de extrema urgencia", concluyó Blanco.

Comentarios