Juegos Olímpicos
Sábado 20 de Agosto de 2016

Para seguir haciendo historia

El bonaerense Braian Toledo disputará esta noche, a partir de las 20.55, la final de lanzamiento de jabalina de las olimpíadas

Un ghanés podría haber sentenciado el sueño de Braian Toledo de meterse en la gran final olímpica de lanzamiento de jabalina. No lo hizo y automáticamente comenzó a correr por las venas del joven atleta oriundo del conurbano bonaerense ese fuego que indica que subió el primer escalón que conduce a la gloria. El envío de 81,96 metros en su segundo intento –su mejor marca del presente año– lo llevó a la definición de la especialidad de los Juegos de Río de Janeiro 2016, que se disputará esta noche, a partir de las 20.55. En el primero había lanzado la jabalina a 78,99 metros y en el tercero y último alcanzó los 80,36 metros. En total, nueve atletas superaron los 83 metros que se requerían para avanzar directamente a la final de esta noche.
A los 22 años, Toledo se unió así al garrochista santafesino Germán Chiaraviglio como segundo finalista en Río de Janeiro 2016, algo que no sucedía en el atletismo argentino desde los Juegos de Helsinki 1952.
"Estoy muy emocionado, no venía teniendo muy buenas competencias. Estaba trabajando bien en los entrenamientos, pero no se daban buenos resultados", señaló el nacido en Marcos Paz. "Pero siempre tuve la esperanza y el sueño de que lo podía hacer", agregó el atleta bonaerense que en la noche del miércoles pasado superó por mucho su rendimiento medio en
la presente temporada. "Mejorar cinco metros es mucho. Venía con 77. Entré ahí y era como un pajarito, pero no me achiqué", aseguró.
En la final de garrocha del lunes último, Chiaraviglio finalizó 11º, con un mejor salto de 5,50 metros.
El lanzador del Gran Buenos Aires, nacido el 8 de septiembre de 1993, cumplió el miércoles una actuación muy superior a la que logró en Londres 2012 –la primera cita olímpica de la que tomó parte–, cuando se ubicó en el 30º puesto, aunque con el atenuante de que apenas tenía 18 años. Toledo tiene como mejor registro un lanzamiento de 83,32 metros, logrados el año pasado en el Mundial de Beijing.
Para los Juegos de Río de Janeiro 2016 se preparó en Finlandia, cuna de grandes campeones de la especialidad, participando en varias reuniones internacionales.
En su breve y exitoso historial, el bonaerense fue medalla de bronce en el Mundial de Menores 2009, oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010 y bronce en los Panamericanos de Guadalajara, México, de 2011.
Además, el atleta de Marcos Paz ganó la medalla dorada en el campeonato Iberoamericano de 2012, en Barquisimeto, Venezuela, y la presea de plata en el Mundial Junior 2012, en Barcelona.
Toledo, quien vivió una infancia complicada por el abandono de su padre, del que aseguró no tener recuerdos, intentará hoy soltar su brazo en el estadio Engenhão y lanzar la jabalina al más allá. Si el miércoles hizo historia, esta noche podrá reescribirla mucho mejor.

Comentarios