Ovación
Sábado 15 de Julio de 2017

Patronato sumó dos refuerzos, uno de ellos proveniente de Unión

Juan Pablo Pumpido ya tiene dos caras nuevas para el próximo certamen. Ambos fueron pedidos y la dirigencia selló los acuerdos.

Mientras el plantel de Patronato tuvo ayer por la mañana su segundo día de trabajo de la mano de Juan Pablo Pumpido, por la tarde se conocieron las dos primeras incorporaciones que tendrá el equipo de cara a la Súperliga que comenzará el 18 de agosto. Se trata del mediocampista Martín Rivero y el delantero Adrián Balboa. Al primero lo conoce JP ya que lo tuvo en Unión de Santa Fe, mientras que el atacante uruguayo viene de Sarmiento de Junín donde tuvo su primera experiencia en el fútbol argentino. En tanto, en las próximas horas podría haber más novedades en cuanto a nuevos refuerzos.

Rivero fue uno de los primeros nombres que sonaron con fuerza, teniendo en cuenta que fue un pedido de Pumpido. Lo conoce de su paso en el Tatengue, más allá que después de la salida del flamante DT de Patronato perdió la titularidad. El oriundo de Roldán (Santa Fe) tiene 27 años y sus comienzos fueron en Rosario Central, para luego recalar en Estados Unidos (Colorado Rapids y Chivas USA) y Aldosivi de Mar del Plata. Si todo está en condiciones, Rivero se presentará hoy a entrenar con sus nuevos compañeros.

Por su parte, Rocky Balboa Camacho viene de descender con el Kiwi de Junín, donde jugó 19 partidos y convirtió 4 goles. El uruguayo de 23 años arrancó su carrera en el club Cerrito de Uruguay en 2012, para luego llegar al Panatinaikhos de Grecia. Después volvió a su país de origen para jugar en Danubio, Liverpool y Villa Teresa. Sin dudas que es una apuesta de Pumpido y que viene a pelear un lugar con el resto de los atacantes que hay en el Rojinegro.

De esta forma, Patronato cerró a sus dos primeras incorporaciones, mientras que los dirigentes siguen negociando con otros nombres. Entre ellos están Santiago Zurbriggen (debe solucionar su salida de Lanús) y Abel Peralta, de último paso por Temperley.

Fuente: UNO Entre Ríos