Política
Sábado 20 de Febrero de 2016

Peña dijo que el gobierno espera comprensión de sindicalistas y de la oposición

El jefe de Gabinete dijo que la administración de Mauricio Macri "ha recibido uno de los peores déficit de la historia del país", y enfatizó: "Hay que ir cuidando la fágil salud de la economía". 

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió al cruce a las críticas que recibió el presidente Mauricio Macri tras los anuncios de Ganancias, señaló que el gobierno ha “recibido uno de los peores déficit de la historia del país” y les pidió comprensión a “los sindicalistas y líderes de la oposición”.

“Se ha planteado un plan fiscal justamente con la idea de ir bajando un punto este año el déficit que ha sido muy grande, también porque hay muchas cosas que hay que ir haciendo”. Al respecto, indicó: “Ganancias, inversiones que hacen falta, son algunas cosas que expanden el gasto, por eso va a haber otras que van a ir reduciendo el gasto para que el balance sea este año un punto menos”.

Peña afirmó: “Hemos recibido uno de los peores déficit fiscales de la Argentina, eso implica que el Estado está gastando muchos más recursos de los que tiene, es una promesa de campaña y consideramos que triplicamos casi el mínimo no imponible al devolver el salario del trabajo entre el 9 y el 22 por ciento, es un esfuerzo fiscal muy grande”.

Asimismo, señaló que lo hablaron con los sindicalistas, los miembros de la oposición, “éste es un primer paso y esperemos la comprensión de los dirigentes”. “Hay que ir ordenando el resto y cuidar es la frágil salud de nuestra economía para que no haya un colapso, un quiebre, un ajuste o algo que sea negativo para el conjunto”, precisó.

Consideró que “vamos por el buen camino y mejorando un poquito cada día” y manifestó que “la decisión de este presidente, de este Gobierno es no ir a un camino de un shock muy grande, un ajuste muy grande ya sabemos como eso ha terminado en la historia argentina y que eso no es conveniente”.

Además se mostró optimista en la ruta para que se normalice la economía y se pueda acceder a un crédito y respecto de la inflación consideró que hay “un tema estructural”. Admitió que la decisión del presidente Macri es “ir en un camino para eliminar la inflación, eso va a llevar un tiempo, pero en eso estamos trabajando en varias cosas de la cuestión macroeconómica para ir ordenando, para que la inflación deje de ser un tema”, pero “la inercia hace que eso lleve un tiempo”.

“El presidente mismo lo ha dicho, entre dos y tres años que vaya bajando”, consignó. Agregó que “en estos primeros meses, el desafío es parar la inercia del gobierno kirchnerista y en ese sentido estamos trabajando en varias cosas, por un lado ayudando en temas de ingresos, a recomponer el salario, con cosas como ganancias, las asignaciones familiares y otras medidas que iremos tomando para que no se vea perjudicado el salario de la gente”, dijo.

Por otra parte, mencionó que buscan ayudar a “mejorar las condiciones del propio mercado, haciendo que la Comisión de Defensa de la Competencia vuelva a funcionar y se pueda trabajar sobre lo que son los monopolios o las posiciones dominantes que abusan sobre las cuestiones de los precios”.

En ese sentido pretenden facilitar la transparencia para que la gente vea que hay mucha dispersión de precios donde va a comprar y que “hay más herramientas para ayudar al consumidor”, como una “aplicación” para que el consumidor vea on line los valores de los productos que se realiza con la Secretaría de Comercio.

El funcionario negó que él se resistiera a explicitar las medidas y herramientas que asemejen cuestiones de ajuste: “No es verdad, venimos trabajando en conjunto con Alfonso Prat Gay, con todo el equipo económico, para ir dando esas señales”.

En ese sentido, Peña sostuvo que el Gobierno tomó “positivamente” la resolución del juez neoyorquino Thomas Griesa de condicionar el levantamiento de las trabas que le impiden a la Argentina el pago de su deuda reestructurada a que el país derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, entre otros puntos.

Finalmente, evaluó que la decisión del magistrado significa “un buen paso” en el “camino” para “ir destrabando esa situación que permitiría a la Argentina terminar de normalizar su relación con el mundo”. “Una vez que se llegue a un entendimiento” con los holdouts, “hay que pasarlo por el Congreso”, un trámite para el que avizoró “una muy buena recepción”.

Comentarios