Jueves 21 de Julio de 2016

Pese a los arreglos, Grutly sufre las consecuencias de la emergencia hídrica

La localidad del departamento Las Colonias, continúa trabajando en la mejora de los caminos rurales. "A las comunas chicas se nos hace muy difícil económicamente afrontar el desastre hídrico", sostuvo Jorge Nicollier, presidente comunal.

El Plan Integral de Emergencia Hídrica, a través del cual la provincia de Santa Fe gira la totalidad de los fondos de Obras Menores a los municipios y comunas, para priorizar la recuperación de los caminos afectados, ya está en plena acción.


En este contexto, el dinero destinado (800 millones de pesos) ya se está distribuyendo y siendo recibido por diferentes localidades de la provincia afectadas por la emergencia hídrica.
Pero la realidad de diversas comunas del territorio provincial vislumbran todavía mucho trabajo por hacer, de la mano de una tarea de acompañamiento y monitoreo constante por parte del gobierno provincial.


Uno de los casos, es el de la comuna de Grutly, ubicada en el departamento Las Colonias, una de las zonas más afectadas por el desastre hídrico.
"Si bien se hicieron trabajos y casi esta recuperado el 80% de los caminos rurales de calzada natural, para las comunas chicas se nos hace muy difícil económicamente afrontar la problemática de la emergencia hídrica", subrayó Jorge Nicollier, presidente comunal de Grutly y continuó agregando en relación a los trabajos que se realizan en la zona: "Se hizo un alteo de caminos para poder dar salida a la producción de más de 3.000 hectáreas, con un costo de casi $600.000. De ese total, la provincia aportó 428.000 por un convenio con Vialidad, aunque hasta ahora solo recibimos la mitad. Mientras tanto, nosotros desde la comuna afrontamos todos los gastos y esto no nos da margen para realizar otras obras".
Grutly antes y después.jpg
El antes y el después. Tras las intensas lluvias, los caminos quedaron destruidos. Se arreglaron, pero el dinero no alcanza.
El antes y el después. Tras las intensas lluvias, los caminos quedaron destruidos. Se arreglaron, pero el dinero no alcanza.

"Enfrentamos la decisión de trabajar e invertir en la reparación de los caminos rurales, a sabiendas de nuestros escasos recursos. Pero la realidad indica que hoy aún quedan muchos caminos por arreglar y nuestros números están en rojo", expresó Nicollier.
"Necesitamos garantizar la salida de la producción de más de 3.000 hectáreas, por eso queremos seguir trabajando, pero nos cuesta mucho y ya no nos quedan fondos", finalizó Jorge Nicollier, presidente comunal de Grutly.

Comentarios