Jueves 17 de Noviembre de 2016

Pese a que la tutela era de Niñez, los chicos estaban con su madre

Nicolás Almada, de 6 años, murió tras una brutal golpiza que le habría dado su padrastro; su hermana está internada en el Alassia. Hace un año, la Subsecretaría dictó una medida excepcional y debían estar con un familiar. Ahora investigan por qué estaban con los agresores.

El caso de Nicolás Almada, el pequeño de seis años de barrio Loyola Sur que falleció el miércoles tras haber recibido una golpiza por parte de su padrastro, aún sigue resonando y se abren más interrogantes. El que más se escucha es por qué estaba con la madre y su pareja cuando debía estar, por disposición de la Subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, con otro familiar y alejado de ellos. La investigación se puso en marcha desde que el nene ingresó al hospital Dr. Orlando Alassia. En este nosocomio se recupera la hermanita (11) del niño asesinado, también con signos de haber sufrido violencia física.
Según se pudo saber y lo confirmaron desde el Ministerio de Desarrollo Social, los menores estaban bajo la órbita de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia luego de que en 2015 Nicolás ingresó con golpes al Hospital de Niños tras haber sido encontrado por una oficial de la Policía deambulando por la calle. En ese momento, esta dependencia provincial "dictó una medida excepcional de protección para los hermanos" y por eso fueron alojados y trasladados a la casa de familiares, en la localidad de Campo Andino. Allí estuvieron unos meses hasta que regresaron a Santa Fe y vivían con la abuela materna. Entonces los interrogantes son por qué estaban con la madre; y si Niñez hizo el seguimiento cómo correspondía.
El Ministro de Desarrollo Social de la provincia, Jorge Álvarez contó detalles sobre cómo se enteró de la situación de los menores y no supo responder por qué los hermanos estaban con la progenitora si Niñez había decidido que estén con otro familiar. "El porqué estaban con el padrastro y la madre es algo que tendremos que dilucidar por eso desde el ministerio instruimos las acciones sumarias para determinar responsabilidades por parte de algún integrante del gobierno", manifestó.
Según explicó el funcionario "los niños deben estar con los padres", pero cuando se determina que por alguna circunstancia tienen que estar separados de los progenitores se toma una medida excepcional. En este caso Niñez busca en primera instancia una familia ampliada –como sucedió con estos dos chicos–, sino se dan a familias solidarias o se institucionalizan. Luego se hace un seguimiento y se inicia un proceso para que los chicos puedan volver al seno familiar –si es posible– sino, a nivel judicial, se entregan en adopción.
En este caso y según declaró en un medio radial de la ciudad la responsable de la Subsecretaría de Niñez, Nadia Sagreras, "los niños ya no estaban fuera de la ciudad de Santa Fe, sino que habían sido trasladados desde Campo Andino en el marco de la familia ampliada y se encontraban en proceso de vinculación con la madre, pero no bajo su cuidado". Es decir que estaban dentro del marco de la familia ampliada, bajo la tutela de Niñez y con la restricción de vivir con la madre y su pareja –quien sí tenía un impedimento de acercarse a las criaturas–, pero en un proceso de vinculación y de restablecimiento de la relación con la progenitora.
"La madre podía visitarlos en la casa de la abuela materna pero no estar con ellos, por eso lo que pasó ahí lo desconozco y es lo que vamos a investigar internamente en el Ministerio. Se van haciendo los sumarios en todo el proceso sobre cómo sucedieron los hechos", agregó Álvarez; y ante la consulta sobre qué va a suceder con la hermana de Nicolás de 11 años, el ministro dijo: "Eso lo van a decidir los equipos de profesionales de la Subsecretaría de Niñez y se van a tomar las medidas de precaución como corresponde, que en realidad así debe hacerse con cualquier chico con una medida excepcional y bajo la responsabilidad del Estado".

Autopsia e investigación de la muerte
En las primeras horas del jueves se efectuó en la morgue judicial de Santa Fe la autopsia al cadáver de Nicolás Almada. La misma determinó cuál fue la causa del fallecimiento del nene de seis años que el miércoles ingresó al hospital de Niños Orlando Alassia con signos de haber sido víctima de una brutal golpiza.
El peritaje arrojó que el cuerpo presentaba una "hemorragia interna a nivel del abdomen por una lesión de los vasos sanguíneos del hígado y de la cápsula renal derecha", con lo cual se presume que el niño sufrió un fuerte golpe en la zona lumbar derecha y zonas cercanas, las cuales le causaron la muerte. En tanto, se develó que el pequeño presentaba fuertes golpes en la zona del tórax, miembros superiores y algunas marcas de uña en la zona del cuello. De esta manera, ante el tipo de lesiones, se logró establecer que sufrió una fuerte golpiza con un elemento contundente.
Sobre el horario de la muerte, el examen realizado arrojó que el chico podría haber muerto entre las 11 y 12 del miércoles, previo a ser trasladado al hospital.

Dos detenidos
Desde la Justicia, los fiscales de la Unidad de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Jorge Nessier y Cristina Ferraro brindaron algunos detalles en torno a la muerte del niño. "Casi veinte personas han declarado. Mayormente nos han dado datos en relación al contexto de cómo venía sucediendo esto. No obstante, los testigos presenciales por el momento son escasos", sostuvo la fiscala a Diario UNO.
En torno a los antecedentes previos a la muerte del chico y la responsabilidad de su madre, la funcionaria judicial indicó que se trabaja para precisar esa información ya que se esperan algunos informes solicitados. "Eso todavía es prematuro", señaló.
Respecto de la madre y su pareja, Nessier remarcó que se dispuso su arresto. "En horas de la noche, en base a los elementos que se fueron reuniendo dispusimos la detención de quien sería el padrastro, mientras que la madre del menor sigue en modalidad de arresto", explicó.
"Quedan por resolver múltiples cuestiones. Esto es un hecho que tiene menos de 24 horas de ocurrido. Tenemos los elementos que se han reunido pero quedan muchos pendientes", aseguró. Se espera que para este viernes se realice la audiencia imputativa al padrastro del menor en los tribunales santafesinos.


Comentarios