Información General
Jueves 29 de Septiembre de 2016

Pico-Taro, el japonés que quiere hacer olvidar el Gangnam Style

El cantante acumula millones de visitas con el tema 'Pineapple pen' que arrasa en las redes y ha conquistado al mismo Justin Bieber

Los amantes del universo musical más 'freak' están de enhorabuena. A pesar de que ya hemos consumido los últimos días de verano, hay una canción que estos días está conquistando a millones de seguidores en las redes sociales. La obra de arte en cuestión se llama Pineapple pen y ya está siendo comparada con el famoso Gangnam Style, a pesar de que este tema dura apenas un minuto. Su autor, el intérprete japonés Pico-Taro, no escatima recursos para vender un tema que no tiene tanto ritmo pero que, poco a poco, va ganando adeptos de todo el mundo, hasta el punto de que ya han salido a la luz las primeras imitaciones de una canción que tiene ya más de 5 millones de visitas en YouTube. El propio Justin Bieber ha hecho recientemente un tuit donde citaba a la canción viral asegurando que es "su vídeo favorito en Internet'.

Pico-Taro, el japonés que quiere hacer olvidar el Gangnam Style

Embed

Recomendamos a los amantes de la profundidad narrativa que no pierdan tiempo visualizando el vídeo. En él aparece el citado cantante nipón con un posado poco creíble y recitando una serie de versos que vienen a decir que la suma de un bolígrafo (pen en inglés) y una manzana (apple) nos da una piña, en inglés pineapple. No busquéis más, el resto son movimientos que pretenden ser sexis con una coreografía casposa que invita a reír y llorar al mismo tiempo. La performance termina con un juego de miradas a cámara, con gesticulación incluida, que acaba de rematar al personal.
Embed

La fiebre por este Pineapple pen está empezando a cobrar una fuerza desmesurada, que recuerda a los primeros compases del Gangnam Style, obra del también oriental PSY. A las improvisadas versiones que particulares están subiendo a Internet imitando la coreografía que propone el excéntrico Pico-Taro (hay vídeos recopilatorios en Youtube), se le ha unido también una competición a través de las redes sociales con la etiqueta #PPAP, donde muchas personas, de momento del mercado local, se desafían con diferentes coreografías y performances de la canción. Todo indica que, en cuestión de días, el particular desafío cruzará fronteras y se convertirá en un fenómeno viral de consecuencias imprevisibles, como en su día lo fue el Harlem Shake. Al tiempo.

Embed
Embed

Comentarios