Policiales
Martes 22 de Marzo de 2016

Piden el juicio para exfuncionarios de la Unidad Regional

Fue en 2014. El fiscal Walter Rodríguez busca elevar a juicio la causa del camión encontrado con más de una tonelada en Arroyo Leyes 

La causa del camión “encontrado” en Arroyo Leyes el 2 de noviembre del 2014 con más de una tonelada de marihuana prensada sigue vigente en la Justicia y ahora el fiscal federal, Walter Rodríguez, presentó ante los juzgados santafesinos el requerimiento de elevación a juicio para los funcionarios policiales que se encuentran procesados por aquel “hallazgo”. Se trata de Cristian Hang, exjefe de Orden Público de la Unidad Regional I, y Martín Díaz, exjefe de la Octava Zona de Inspección. A su vez también se suman el exsargento de Drogas Peligrosas, Diego “Aguja” Agüero y Juan Carlos “Chueco” Villalba.

En medio de encubrimientos
En primer termino, el fiscal Rodríguez imputó al “Chueco” Villalba y a “Aguja” Agüero por el delito de presunto “transporte de estupefacientes agravado” –1.662,35 kilogramos de marihuana– en el doble fondo de un container rojo con la inscripción Hamburg Sud, el cual se hallaba sobre un semirremolque –dominio LKJ 673– enganchado a un camión tractor marca Iveco color blanco –dominio LBR 421–, el cual se encontraba en la calle 62, al oeste de la ruta provincial Nº 1 –kilómetro 14–, en la localidad de Arroyo Leyes. En esa línea, también se les imputa haber sustraído de aquel rodado de gran porte, una cantidad indeterminada y trasladarla hacia un camión Mercedes Benz –guiado por Villalba–, el cual tuvo un destino incierto. 
En su formulación, Rodríguez sostiene que quienes realizaron dicha maniobra fueron favorecidos por Cristian Hang y Martín Díaz, los cuales encubrieron y facilitaron la evasión de los mismos del lugar cuando fueron encontrados por el personal policial que se hizo presente en el lugar, luego de que vecinos de la zona denunciaran al personal del Comando Radioeléctrico que había un camión “sospechoso” en aquella zona. Por tal motivo, se les atribuyó no haber “individualizado” a Agüero y Villalba y haber ordenado su persecución. En tanto, también se les adjudicó “haber insertado circunstancias falsas en el acta de procedimiento, en punto a la omisión de toda referencia a la detención y posterior evasión de Agüero y Villalba, y a la presencia de vehículos distintos al camión Iveco en el lugar de los hechos”. 
En la Jefatura. El cargamento secuestrado fue presentado a la opinión pública, en ese entonces, como “un golpe” al narcotráfico. ​
Otros involucrados
En la requisitoria, el fiscal Rodríguez también le adjudicó participación en la causa a otros siete policías que tuvieron directa e indirectamente vinculación con el hecho sucedido a las 0.40 del 2 de noviembre del 2014. Los mismos son: Iván Duilio P., Matías Ezequiel Z., Claudia Rosana M., Mauro Dionisio R., Fabián Ricardo M., Luciano Andrés A. y José María M. A todos ellos, se les atribuyó el delito “haber insertado circunstancias falsas en el acta de procedimiento”.

Pruebas sobre ruedas
En su fundamento, el funcionario judicial explicó que cuando el camión fue encontrado en un basural de chatarra, ubicado sobre la calle 62 de Arroyo Leyes, participaron de dicha maniobra unos cuatro vehículos: el camión Iveco, que era usado para transportar el cargamento con marihuana desde un lugar desconocido; el camión Mercedes Benz, el cual recibió parte de la carga que contenía el Iveco pero que se vio interrumpida ante la llegada de los móviles policiales; una camioneta VW Amarok blanca, que habría sido utilizada para acompañar al camión Iveco y así evitar posibles controles sobre la ruta; y una Peugeot Partner, la cual fue utilizada para coordinar la descarga de los estupefacientes en el basural.
Según la investigación llevada adelante por la Fiscalía Federal, el camión Iveco circulaba desde un día antes sobre las rutas del país (con procedencia incierta). El mismo ingresó a la provincia de Santa Fe a las 23.16 y se detuvo –con las balizas encendidas– en una garita ubicada en la ruta nacional 168 y su intersección con la ruta provincial Nº 1. 
Allí apareció una camioneta blanca que acompañó al conductor en dirección a la ciudad de Santa Fe pero al llegar al rulo de la entrada al barrio El Pozo, dieron la vuelta y se dirigieron hacia la ruta 1 nuevamente y luego fueron hasta la altura de la calle 62 de la localidad de Arroyo Leyes. Allí se detuvo por un buen rato en la banquina. Posteriormente, habría sido guiado por las camionetas VW Amarok y la Peugot Partner hacia el fondo de dicha calle, donde se encuentra un basural de chatarra.

Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar

Comentarios