Ovación
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Piqué sentó su posición en el conflicto entre el gobierno español y Cataluña

El defensor de Barcelona lejos de mantenerse al margen, dio su opinión en un momento crítico entre las partes involucradas

El defensor catalán Gerard Piqué afirmó hoy que está "orgulloso" de seguir en el seleccionado de su país, dijo que "irse sería darle la razón" a quienes lo silban y respondió que no escuchó al rey Felipe "porque estaba jugando a la pocha", todo en el marco de la controversia entre el gobierno español y Cataluña, que exige su independencia.


"Un independentista podría jugar en la selección española. Un independentista no está en contra de España. Hay muchos catalanes que quieren tener su propio país, sólo eso", aseguró Piqué en la previa del partido del viernes ante Albania por el grupo G de las Eliminatorias Europeas para el Mundial Rusia 2018.


"No considero estar en primera línea de militancia. Hay gente que me aconseja que no hable de política. Yo a los consejos los escucho. Creo que tampoco me he mojado. Nunca me he posicionado en ningún bando", agregó el destacado jugador del club Barcelona. "Los jugadores somos figuras globales y no puedo decantarme por un lado u otro. Por ejemplo, en Cataluña o en España, si lo hiciera perdería la mitad de mis seguidores. Y todo porque la gente pone a la política por encima de lo demás", explicó.


"Mis hijos, por ejemplo, son colombianos, libaneses, catalanes y españoles. Estamos en un mundo global, lo de los países es lo de menos. Creo que ahora mi respuesta es lo de menos", insistió el zaguero que está casado con la cantante colombiana Shakira.


Piqué además señaló que "hay un problema político muy grande en España y la solución se encuentra en el diálogo. O hay dialogo o esto va a ir a más. Con silbidos e insultos no es de agrado trabajar. Es un reto estar aquí y darle ahora la vuelta a la situación", afirmó luego de que lo silbaran en la práctica del lunes.


"Me planteé dar un paso al lado. Irse ahora es dar la razón a la gente que entiende que la mejor solución es silbar. No les voy a dar ese lujo. Estoy convencido de que hay más gente que están a favor que me quede e intentar darlo todo para la selección", argumentó. "Es imposible poner en duda mi compromiso. Es como mi familia. Lo considero como mi familia. Es una de las grandes razones por las que estoy aquí", finalizó Piqué.