santafe
Jueves 18 de Febrero de 2016

Piquetes: Santa Fe tiene casi listo su propio protocolo de actuación

Se ultiman los detalles y consultas con actores locales. La intención del gobierno es que se pueda poner en práctica en la próxima semana. El uso de la fuerza se plantea como el último recurso para garantizar la circulación

Al momento de participar de la primera reunión del año del Consejo de Seguridad Interior que se realizó este jueves en San Carlos de Bariloche, y de conocerse el protocolo de actuación en manifestaciones y protestas públicas del Ministerio de Seguridad de la Nación, el gobierno provincial tenía casi lista y ultimaba los detalles de su propia guía de procedimientos ante este tipo de situaciones.
“En eso estábamos trabajando cuando se dio la reunión del Consejo, y donde estaba este tema también en discusión”, contó a Diario UNO el secretario de Seguridad, Omar Pereyra, y señaló que lo que se fijó en Bariloche fue simplemente la adhesión de las provincias a una resolución del ministerio conducido por Patricia Bullrich, donde se protocoliza la actuación de las fuerzas de seguridad cuando se producen cortes de calles o rutas.
Sin precisar una fecha concreta, el funcionario estimó que durante la semana próxima podría estar terminado el protocolo local.
“Lo pusimos a consideración de la Justicia, y lo que tenemos que hacer es reunirnos la semana que viene para definirlo y darle el trámite correspondiente para que el protocolo quede aprobado y puesto en ejecución”, manifestó y agregó: “Está en la voluntad de todos que esto salga lo más rápido posible porque es algo que venimos conversando hace más de un mes y es uno de los temas a los que había que darle un marco definido de procedimientos y actuación”, comentó.

Solo una adhesión
El secretario de Seguridad remarcó que fue simplemente una adhesión a pautas muy generales lo que planteó Nación, entendiendo la autonomía de cada provincia a dictar su propio protocolo.
“Eso es lo que se avaló. Lo que está en la resolución son pautas generales, nosotros ahora seguimos trabajando y consensuando con la Justicia y los demás actores para ya poder emitirlo y darlo a conocer”, indicó.
La intención del gobierno provincial, incluso antes de la convocatoria nacional, era tener lo antes posible una guía de procedimientos para que cuando se presenten cortes de calles o protestas que dificulten el tránsito de las personas poder disuadirlas de manera pacífica. Sin embargo, la presentación final de este protocolo se vio demorada por observaciones que algunos de los actores consultados hicieron al borrador presentado. 
En virtud de la reunión de este jueves, Pereyra dijo que se aprovechará la ocasión para incorporar algunas de las pautas propuestas por Nación, sin dejar de ser por ello un protocolo con una impronta consensuada con actores locales.
En esa misma línea, en declaraciones a LT8, el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, se diferenció de los dichos de Bullrich sobre que “se les dará cinco minutos (a los manifestantes) para que se vayan por las buenas”, y dijo: “Coincidimos en términos generales que no se puede obstruir una arteria o una ruta, pero no coincidimos con que si en cinco minutos no se desaloja, se manda a la fuerza de seguridad”.

La negociación como clave
Frente a los protocolos planteados hay dos derechos en disputa: a la protesta y a la libre circulación. A partir de allí es que se busca encontrar un equilibrio que asegure que ambos puedan ser ejercidos en libertad y cumpliendo las leyes que los avalan. En este sentido, Pereyra planteó que todo lo que se hará estará consensuado con la Justicia y marcó como algo fundamental el diálogo con los manifestantes.
“Hay una fase clave dentro del protocolo que es la de negociación. Una vez constatado el corte y dada la intervención a la Justicia, hay que comenzar con los responsables a dialogar y a partir de allí canalizar el petitorio”, destacó.

Sobre el protocolo
En contacto con Diario UNO, Sebastián Saldaña, referente de la Corriente Clasista y Combativa, se preguntó que “si de verdad lo que plantea el gobierno nacional es pobreza cero y favorecer a las mayorías, por qué se implementa un protocolo contra las protestas”.
En este sentido, señaló que de los más de 6.000 piquetes que hubo en todo el territorio nacional el año pasado, la gran mayoría fueron protagonizados por vecinos autoconvocados por diferentes problemas en servicios públicos, o en reclamo de mejores condiciones de vida.
“Creemos que si el gobierno apunta a solucionar esos problemas, no habría una razón para que exista una norma para las protestas, porque en realidad los gremios y las organizaciones sociales no son las que protagonizan la mayoría de las protestas, son personas autoconvocadas”, expresó.
En esa misma línea resaltó que el último corte total de calle en la ciudad que protagonizó la organización de la que participa fue en 2012, y que luego hubo otras protestas, pero solamente con interrupciones parciales de arterias.

Comentarios