Policiales
Martes 28 de Abril de 2015

Piratas del asfalto: entre los detenidos hay un un policía de la ciudad de Esperanza

En la noche del martes, el suboficial apresado en Esperanza era traído a Santa Fe. Buscan a otros cinco integrantes de la banda. Duros cargos contra los dos detenidos.

Este martes, alrededor de las 17, pesquisas policiales de Unidades Especiales de la UR I La Capital, Región III, detuvieron a un suboficial policial en actividad como presunto integrante de la banda de piratas del asfalto que se tiroteó con vigilantes del Cuerpo Guardia de Infantería, en un predio rural ubicado detrás de la autopista Santa Fe-Rosario, a la altura del kilómetro 149, unos 800 metros hacia el noroeste. 
Nota relacionada: Golpe a una banda de piratas del asfalto e intenso tiroteo entre la Policía y los delincuentes
El arresto de un pirata policía en Esperanza
Este martes, alrededor de las 16, los pesquisas de Unidades Especiales llegaron, junto con los policías de la Sección Perros, hasta un puesto que está ubicado sobre el río Salado en cercanías de la ruta provincial N° 70, adonde dialogaron con un hombre que les comentó que cerca de las 13, un sujeto llegó caminando desde la costa del río y le pidió agua para calmar la sed. Según comentó el puestero, se lo veía visiblemente cansado y embarrado.
El puestero abundó después en decir que, en realidad, al hombre lo conocía porque lo había visto en algunas domas de caballo en el departamento Las Colonias y que sabía que había sido policía en la ciudad de Esperanza. Con ese dato y alguna documental secuestrada de uno de los vehículos, el martes a las 17, detuvieron al suboficial de apellido P., uniformado de policía y en su casa de Esperanza.
El procedimiento se enmarcó en la investigación y búsqueda de media docena de integrantes de una banda de piratas del asfalto que fue descubierta este martes a las 10, y donde fue apresado el conductor del camión, en un predio rural en el que descargaban mercadería de ese vehículo que fuera abandonado en Barrancas, departamento San Jerónimo de la provincia de Santa Fe. Durante la noche del martes, seguían buscando a los restantes integrantes de la banda de delincuentes. Fueron secuestrados el camión semirremolque con la carga completa de rollos de tela y tres automóviles con equipos de última generación de frecuencia radioeléctrica.
La reconstrucción de lo ocurrido
Este martes, después de las 10, dos vigilantes del Cuerpo de Infantería, que patrullaban las calles de los barrios cerrados y las colectoras existentes a ambas márgenes de la autopista Santa Fe-Rosario, en el cardinal norte de la ciudad de Santo Tomé, observaron un auto negro pasar a gran velocidad por las calles de tierra. 
El suceso llamó la atención de los vigilantes, que lo siguieron y así llegaron hasta una zona rural ubicada a la altura del kilómetro 149, detrás del Club de los Judiciales, y a unos 800 metros al norte de la autopista. Desde el interior de ese predio rural fueron recibidos con una intensa lluvia de balazos, que estos respondieron, generándose un violento enfrentamiento armado. 
Después, con más apoyo policial, los vigilantes accedieron a un campo, detuvieron a un camionero, mientras empezó el operativo para tratar de apresar al resto de los integrantes de la banda de piratas del asfalto en la zona rural, que escaparon hacia el norte.
Camión robado en Santa Fe
Los pesquisas de Unidades Especiales que se hicieron cargo de la investigación del caso, supieron que alrededor de las 11, el propietario de la carga del camión denunció que un teléfono celular que fue dejado en el interior de uno de los rollos de tela, comenzó a emitir señales provenientes de la zona rural norte de Santo Tomé.
Casi simultáneamente, supieron que un camionero que fue dejado en Merlo, provincia de Buenos Aires, denunció que en la madrugada del martes, fue asaltado por desconocidos, en el extremo norte de la Circunvalación Oeste -Recreo Norte-, que balearon el parabrisas del camión que transportaba la carga de rollos de tela. Luego lo subieron a un auto y lo abandonaron en Merlo, en la provincia de Buenos Aires.
Señuelo, una jugada magistral
El camión que originalmente transportaba la carga de telas, y que fuera robado durante la madrugada, fue encontrado vacío el martes al amanecer en la localidad de Arocena, en el departamento San Jerónimo, señal que los piratas del asfalto que lo sustrajeron, cambiaron la carga al semirremolque, para evitar ser detectados por el GPS del vehículo robado.
Lo que los piratas del asfalto no pudieron imaginarse es que el dueño de la carga dejó escondido un señuelo en uno de los rollos de tela, consistente en un teléfono celular con sistema GPS activado dentro de uno de los rollos y que sería la llave para comprender la trama de este caso. Con el paso de las horas y del trabajo investigativo policial, fue tomando cuerpo la secuencia horaria en que se produjeron cada uno de los hechos, para poder comprenderlos desde el principio hasta el final. 

Recuento. Los cientos de rollos de tela fueron llevados a la sede de la jefatura de la UR I La Capital, Región III, para el conteo definitivo.

La calificación legal de los delitos
El trabajo policial ejecutado por agentes de las agrupaciones Cuerpos y Unidades Especiales de la UR I La Capital, Región III, lo que incluye la aprehensión de un suboficial policial de apellido P., de 40 años, y que fuera detenido en la ciudad de Esperanza en la tarde de la víspera, fue informado en detalle al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Luis Filippi, que ordenó que la causa fuera caratulada como “robo calificado en poblado y en banda, agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con privación ilegítima de la libertad”. 
Quedaron secuestrados el camión con semirremolque usado por los piratas del asfalto, la carga de rollos de telas, de la que se desconoce su valor y los tres automóviles con radiofrecuencia de la banda de delincuentes. 
Por Juan Trento / jtrento@uno.com.ar

Comentarios