Policiales
Miércoles 29 de Abril de 2015

Piratas del asfalto: con tecnologías superiores a la que posee la policía

Los elementos hallados son de uso de custodios de presidentes y de personalidades. Este y otros elementos permiten hablar de una banda del crimen organizado

Este miércoles , durante toda la jornada, pesquisas policiales de la agrupación de Unidades Especiales estuvieron reunidos con el fiscal en turno, Luis Filippi, y con el fiscal regional Ricardo Fessia, ambos del Ministerio Público de la Acusación, analizando en detalle el procedimiento policial que arrojó como resultado provisorio el arresto de dos personas que serían presuntos integrantes de la banda de piratas del asfalto. Uno es el conductor del camión semirremolque Ford y el otro, un suboficial policial que fue aprehendido en la tarde del martes en la ciudad de Esperanza, Las Colonias. 
Nota relacionada: Golpe a una banda de piratas del asfalto e intenso tiroteo entre la Policía y los delincuentes
Pero, como fue anticipado este martes por Diario UNO de Santa Fe, fueron secuestrados dos equipos de comunicaciones de última generación, que durante los peritajes a los que fueron sometidos durante la mañana del miércoles, quedó demostrado que se trata de inhibidores de sistema de radiofrecuencia (como la que utiliza la policía) y de teléfonos celulares en un radio aproximado a los dos kilómetros. Estos equipos son propios de los que se utilizan en el extranjero para la custodia de presidentes y personalidades.
Nota relacionada: Piratas del asfalto: entre los detenidos hay un un policía de la ciudad de Esperanza
La investigación policial y judicial
Los pesquisas de Unidades Especiales y los fiscales del MPA cuentan con varias certezas alrededor de la banda de piratas del asfalto. El procedimiento  dio lugar al tiroteo en un predio rural de la ciudad de Santo Tomé, que fue iniciado por los agentes del Cuerpo Guardia de Infantería de la UR I La Capital, Región III, y adonde fue apresado el primer integrante de la gavilla de delincuentes (el conductor del camión semirremolque que contenía las cajas con los rollos de tela). 
Luego, en el predio rural fue secuestrada la carga robada, el camión semirremolque marca Ford modelo Cargo con chapa patente HEX 470 y el acoplado HDJ 492, y tres automóviles: un VW modelo Fox con patente NWN 118; un Ford modelo Focus gris con chapa EJS 655 y otro VW modelo Gol con dominio NKB 362, todos vehículos pertenecientes a la banda de piratas del asfalto. 
Crimen organizado 
Pero dos de los automóviles descriptos en el detalle del párrafo anterior contaban con valijas de equipos de comunicación de última generación, que en una primera instancia durante el procedimiento de la mañana del martes, estimaron que se trataba de potentes equipos de transmisión, cuando en realidad son “inhibidores” que en el primer mundo utilizan los servicios de inteligencia para la protección y custodia de personalidades, y que neutralizan los sistemas comunicativos de frecuencia radioeléctrica de uso exclusivo de las fuerzas de seguridad y los aparatos de telefonía celular en un radio de al menos dos kilómetros. Ese detalle no pasó desapercibido para los funcionarios policiales del área investigativa y para los fiscales del MPA, que pusieron la lupa en la organización criminal que asoma como consecuencia del procedimiento policial que tuvo en su origen un intenso enfrentamiento a balazos como reacción de los piratas del asfalto al ser descubiertos. 
Una primera estimación sobre el costo de esos equipos secuestrados, que no son de venta al público como rasgo característico por la actividad de que se trata, tienen un costo que supera ampliamente los 30 mil dólares. 
Manipulación de muy cara y alta tecnología
Esta investigación policial y judicial tiene la complejidad de una verdadera banda de delincuentes del crimen organizado. No solo por la tecnología que fue secuestrada por la policía, y de la que se hace expresa referencia, sino porque además solo se aprende a manejar estos equipos de enorme complejidad en las fuerzas de seguridad nacionales o en las fuerzas armadas de la República Argentina, o del extranjero. 
Los peritajes realizados por técnicos durante la jornada de la víspera precisaron que los equipos no están a la venta masivamente, y que se deduce por su naturaleza que solo tienen facultades para su uso las custodias de seguridad de presidentes, jefes de Estado, personalidades mundiales. La incógnita por develar es quiénes son los restantes piratas del asfalto que aún están prófugos. 
Una banda de 10 miembros
Si bien no existe certeza respecto de su número exacto, se estima que son 10 los miembros de la banda, porque fueron secuestrados cuatro vehículos, el camión y tres automóviles. En el semirremolque se estimó inicialmente que viajaban el chofer y un acompañante para que este solucione cualquier imprevisto que apareciera durante el tránsito de llevar la mercadería de un lugar a otro. En los tres automóviles secuestrados se estima que viajaban entre dos y tres personas. Una cuenta rápida arroja que esta banda criminal organizada tendría al menos 10 miembros, dos de ellos detenidos y los restantes, aún prófugos y buscados.
Peritajes, derroteros y horarios
Además de desentrañar la logística de esta organización criminal, los policías aguardan los peritajes que fueron realizados sobre el camión robado y abandonado en la localidad de Arocena, en el que viajaba originalmente la carga de cajas con rollos de tela; el camión semirremolque descubierto en la zona rural norte de la ciudad de Santo Tomé; el origen de los tres automóviles que fueron secuestrados y que dos de ellos llevaban las valijas con los equipos “inhibidores” de última generación. También es parte del estudio, el derrotero que tuvieron cada uno de los vehículos, los peajes que tuvieron que atravesar y el horario en el que lo hizo cada uno de ellos.
Por Juan Trento / jtrento@uno.com.ar 

Comentarios