Santa Fe
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Pirotecnia: voces a favor y en contra del proyecto para prohibir la venta

Entidades proteccionistas de animales suman su apoyo a la iniciativa presentada por Bonfatti y sostienen que los elementos pirotécnicos irremediablemente ocasionan daños a nivel auditivo y ambiental. Fabricantes plantean que la prohibición generará mayor venta ilegal

El 18 de mayo, el exgobernador, y ahora diputado provincial Antonio Bonfatti presentó en la Legislatura un proyecto de ley que prohíbe la fabricación, comercialización, tenencia, acopio, depósito, venta al público mayorista o minorista y el uso particular de todo elemento de pirotecnia, artificio o cohetería. La discusión, que suele repetirse todos los fines de año, busca en este caso el apoyo de distintos sectores, y es por este motivo que durante la jornada de hoy, entidades proteccionistas de Rosario expondrán sus argumentos a favor en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo de la Cámara de Diputados.

En la ciudad de Santa Fe, la semana pasada hubo un encuentro de similares características con las entidades protectoras de animales locales. Consultado al respecto, Gabriel Piedrabuena, titular de Dignidad Animal sostuvo que "la pirotecnia, irremediablemente ocasiona daños a nivel auditivo y ambiental, y también produce lesiones físicas". En esa línea mencionó que el proyecto que impulsa Bonfatti está en la misma tónica que el presentado en el Concejo Municipal en 2012 por el concejal Ignacio Martínez Kerz, y del cual la asociación que preside es coautora.
Embed

"En lo único que difiere es que el nuestro establece la excepcionalidad de los fuegos artificiales luminosos, e insonoros, que previamente deberían estar habilitados por la Municipalidad, y manipulados por profesionales, y el de Bonfatti hace la excepción, pero no aclara que deberían ser insonoros", explicó.
Piedrabuena sostuvo que se trata de una cuestión de salud pública, ya que si bien en un primer momento, la iniciativa que promueve Dignidad Animal en la ciudad fue pensada en función del sufrimiento de los animales, a través de la opinión de especialistas, el proyecto se fue enriqueciendo.

"El oído humano no está capacitado para defenderse de la agresión que genera una bomba de estruendo, en una fracción de tiempo tan corta. Esto provoca muerte de células, y que es información sonora que dejamos de recibir. El proyecto está respaldado por el Colegio de Fonoaudiólogos, por el Colegio de Médicos, por la Sociedad Argentina de Pediatría, y también adjuntamos el informe de un consultor ambiental" comentó.
"La verdad es que las fundamentaciones que se esgrimen desde el lugar de quiénes intentan defenderla, no tienen sustento y caen por su propio peso" - Gabriel Piedrabuena, Dignidad Animal
Reflejó a su vez, en función de que uno de los argumentos en contra de la prohibición es que aumentaría el comercio clandestino de fuegos de artificio, que tanto la pirotecnia legal, como la ilegal producen el mismo daño y exponen a la gente a las mismas situaciones.

"La venta ilegal existe igual, más allá de que esté habilitada o no la venta. ¿Cuántas cosas ilegales hay? También tenemos venta de armas de manera ilegal, sin embargo no está permitido que cualquiera las pueda utilizar. Hay comercios de CD o DVD, y un montón de cosas", expresó.

"La verdad es que las fundamentaciones que se esgrimen desde el lugar de quiénes intentan defenderla, no tienen sustento y caen por su propio peso. Todos los argumentos que han presentado quienes están a favor, han encontrado la respuesta contundente de parte de quienes estamos en contra", finalizó.
Embed

Desde la industria

Por su parte, Alejandro Paolini, representante de la empresa Cienfuegos, fabricante de productos pirotécnicos planteó que ninguna de las prohibiciones que existen a nivel país ha dado resultados positivos, y señaló que la provincia de Santa Fe sería uno de los lugares más afectados en este sentido en relación a las fuentes de trabajo.
Según Paolini, la pirotecnia genera entre directos e indirectos, unos 60.000 puestos de trabajo a nivel nacional, de los cuales muchos de ellos se verían en peligro ante la aprobación de la legislación que impulsa Bonfatti. "En el caso de Santa Fe, es más grave todavía, porque hay tres plantas productoras. En algunos lugares donde están las fábricas, son las principales generadoras de fuentes de trabajo, por ejemplo la planta de Petión (Buenos Aires), donde hay más de cien trabajadores, sobre una población de menos de 3.000 habitantes", argumentó.

Dijo además que afectará a las ciudades, y pueblos en los que están presentes estas plantas, ya que no solo impactará en las fuentes de trabajo, sino también colateralmente al consumo en esos lugares.

La otra contra que marcó Paolini respecto de la prohibición es que "fomenta la clandestinidad, y el aumento en la accidentología", ya que los que venden de manera ilegal no respetan reglas de acopio, ni de transporte.
"En algunos lugares donde están las fábricas, son las principales generadoras de fuentes de trabajo" - Alejandro Paolini, Cienfuegos.
"Tomemos por ejemplo el caso de Neuquén, donde está prohibido y donde estamos en la Suprema Corte de Justicia con dos fallos a favor. Es uno de los lugares en donde más pirotecnia se usa. La gente lo que hace es ir a comprar al pueblo, a la provincia de al lado, y lejos de bajar, la accidentología, sube", indicó.
"Cuando los productos son legales, hay ciertas normas que respetar de producción y de calidad, y cuando estos productos se fabrican ilegalmente se recurre habitualmente a pólvora blanca, que es un elemento mucho más inestable y es el que produce los verdaderos accidentes, y los más complicados", añadió.
Por último sostuvo que existe un tercer factor respecto de la prohibición y "es el dolo económico que se generará para los municipios", porque se dejará de vender legalmente y por ende de aportar impuestos, e igualmente existirá venta paralela ilegal y en negro.

"O sea el dinero que antes se podía utilizar deja de estar disponible para los erarios públicos, y se suma otra cuestión, que es el hecho de distraer fuerzas públicas para controlar algo inocuo, porque no hay muertes por pirotecnia, cuando sí las hay por otras razones. Esto es lo mismo que el que sale a manejar borracho. Se trata de juzgar un objeto frente a los comportamientos de un sujeto. Cuando hay campañas de prevención, cuando hay venta legal, cuando hay control, la accidentología baja", concluyó Paolini.

Comentarios