Santa Fe
Sábado 05 de Noviembre de 2016

Plan Abre: La UCA evaluó positivos avances en indicadores sociales

A través del Observatorio de la Deuda Social Argentina, se realizó un informe sobre el impacto de las políticas públicas que se desarrollan en las barrios más vulnerables de Rosario, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez, Pérez y Santo Tomé.

Con una "tendencia positiva en las condiciones objetivas ligadas a la infraestructura urbana, el acceso a los servicios, la educación, la salud, frente a los hechos de violencia", se presentó este viernes en Rosario el el informe "Políticas Públicas para la Inclusión Social en la provincia de Santa Fe. Evaluación de resultados del Plan Abre 2014-2015", elaborado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA).

La exposición estuvo a cargo del director de Investigaciones del ODSA, Agustín Salvia, y estuvieron presentes, entre otros, los ministros de Desarrollo Social, Jorge Alvarez; de Salud, Miguel González; y de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini; el presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe y ex gobernador, Antonio Bonfatti; y el secretario de Gobierno de la municipalidad de Rosario, Gustavo Leone, entre otros.

"Con el ODSA habíamos sido convocados por el gobierno de Santa Fe para hacer un primer diagnóstico en los barrios de las ciudades donde se iba a implementar el Plan Abre, un programa en el que confluyen más de 30 políticas de gestión, para hacer una línea de base y diagnosticar un estado de situación inicial", recordó Salvia, y agregó: "A un año de haber hecho ese trabajo fuimos convocados nuevamente para hacer una nueva evaluación y mesurar los resultados y el impacto de esas políticas en las personas y su entorno".

El Plan Abre -que tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida y la convivencia en barrios de Rosario, Santa Fe, Santo Tomé, Villa Gobernador Gálvez y Pérez- constituye un plan de intervención integral con objetivos de corto y mediano plazo.

El objetivo principal de esta segunda etapa de investigación fue evaluar los avances logrados hasta el momento en materia de Infraestructura y Hábitat, y de Convivencia y Participación en los barrios priorizados por el Abre. El objetivo del informe es también brindar información sobre aquellos aspectos donde el cumplimiento de los objetivos resulta más lento y, por ende, puede requerir de nuevos esfuerzos en el diseño y la implementación de las acciones, así como también señalar los avances alcanzados en este breve tiempo de implementación de las acciones del Plan.

En este sentido, "los datos recabados en esta oportunidad sobre el acceso a servicios del hogar muestran una reducción de los déficits en todos los indicadores analizados", sostuvo el director del UDSA, quien agregó que "se observan mejoras en la conexión de redes de agua, cloacas y eléctrica". En tanto que, en lo que respecta a los indicadores que dan cuenta de la calidad del espacio público, "también se observan mejoras en el acceso al servicio de alumbrado público, en calles pavimentadas e incluso, aunque con niveles todavía elevados, en la presencia de terrenos y calles inundables". Y remarcó: "Las mejoras se han registrado en mayor medida en los hogares más vulnerables".

Por otra parte, Salvia reseñó que "la evaluación de las acciones del Plan Abre es en general positiva, ya que tres de cada cuatro personas reconocen las acciones como buenas o muy buenas y ello ocurre tanto en los barrios con intervención del programa como en los barrios del grupo control. También la evaluación general del barrio respecto a un año atrás ha mejorado considerablemente".

Se registró, asimismo, "un impacto positivo en la percepción de mejoras en los barrios del Plan frente a los barrios del grupo de control" y se aconsejó "continuar profundizando en las transformaciones , porque eso constituye el desafío del Plan Abre para los próximos años", según señaló Salvia en el final de su presentación.

El informe destaca que son "considerables las mejoras registradas en las evaluaciones generales de los barrios respecto de la situación anterior a la implementación del Plan Abre, lo que nos indica que el rumbo es el adecuado", sostuvo el ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez, al término de la presentación. "El estudio y el monitoreo de las políticas públicas es para este gobierno fundamental porque nos permite mejorar y corregir para ser más eficiente a la hora de los resultados", explicó.

"El Plan Abre es una política que empezó con la gestión del gobernador Hermes Binner, primero integrando un gabinete social, luego interviniendo integralmente con políticas del Plan Abre", recordó el funcionario, quien adelantó que "el próximo lunes, el gobernador Miguel Lifschitz presentará el Plan Abre Familia, que es una vuelta más de este programa integral, que ahora se enfocará específicamente en el seno familiar, buscando llegar con todas las políticas del Estado a todos los ciudadanos".

A su turno, el exgobernador Bonfatti rescató "los resultados positivos" del informe que evaluó como "un proyecto que es el resultado de la articulación hacia el interior del gobierno provincial, que necesitó que los ministerios dejaran de tener una mirada segmentada y pudieran integrarse entre sí, y por otra parte articular con los municipios, porque para nosotros el Estado es uno solo y debe dar respuesta a todos los ciudadanos independientemente del lugar donde vivan, con políticas integrales. Estamos muy contentos con los resultados en apenas un año, pero para que esto tenga un impacto fuerte deberá ser una política de Estado, sea cual fuere el gobierno, de 8 a 10 años", concluyó.

Comentarios