Ovación
Domingo 16 de Agosto de 2015

Pocos y vienen del fondo

Desde la llegada de Darío Franco, el sabalero marcó apenas tres goles en cinco partidos y, dos de ellos, a través de sus defensores

Más allá de la propuesta futbolística que intenta plasmar Darío Franco, la realidad indica que Colón en los últimos cinco partidos apenas convirtió tres goles. Y que dos ellos fueron anotados por los marcadores centrales. Ante Nueva Chicago e Independiente, el sabalero no pudo quebrar el cero. 
 
Frente a Lanús marcó Gustavo Villarruel, en lo que fue el único gol que concretó un jugador de mitad de cancha hacia adelante. Porque ante River, fue Germán Conti el autor del tanto y con Aldosivi Ismael Benegas de cabeza estableció el empate para el elenco rojinegro.
 
Demasiado poco para un equipo que intenta ser protagonista y llegar con mucha gente al área rival. Hasta aquí los encargados de desnivelar no estuvieron finos y  quizás la muestra más concreta es la de Pablo Vegetti. El ex delantero de Gimnasia aún no pudo marcar un gol con la camiseta rojinegra. Está claro que dispuso de varias chances para lograrlo, pero falló en la definición.
 
Llegó para suplantar la ida de Lucas Alario, pero por el momento no está siendo solución. Si bien el Pipa no había marcado tantos goles en el torneo (tres), es obvio que todas las expectativas estaban depositadas en Vegetti, que llegó a Santa Fe con la chapa de goleador. Lleva cuatro partidos como titular y en los últimos dos desperdició la posibilidad de romper la sequía.
 
Ante el Rojo, cuando se jugaba el segundo tiempo, un centro de Osvaldo Arroyo fue directo a su cabeza, pero eligió mal donde ubicar el balón y el mismo fue a parar a las manos de Diego Rodríguez. Y frente a Aldosivi, tras un centro impecable de Yamil Garnier, ganó dentro del área, pero nuevamente el testazo fue imperfecto y el balón se fue desviado.
 
Ante el Tiburón también dispuso de otra chance propicia para marcar, luego de un centro que envió Villarruel y que no pudo conectar con precisión, ya que llegó mal perfilado dentro del área. Sin dudas que se espera mucho más de Vegetti, teniendo en cuenta sus antecedentes. El técnico lo considera elemento titular, pero en el partido del sábado lo reemplazó a los 31’ del segundo tiempo para que debute Oscar Belinetz, cuando el encuentro estaba empatado 1-1.
 
También lo había reemplazado en el cotejo frente a River cuando se disputaban 40’ de la etapa complementaria para el ingreso de Cristian García. Pero en ese momento, Colón perdía 3-1 y era muy poco lo que podía hacer para llegar a la igualdad. 
 
Así las cosas, está claro que Colón depende de Vegetti, ya que en el plantel no cuenta con un jugador de sus características, dado que el Ruso García no es goleador y que Belinetz recién tuvo su bautismo de fuego frente a Aldosivi. Pero sería injusto responsabilizar únicamente a Vegetti, dado que por el sistema táctico que utiliza Franco, los extremos tienen la obligación de llegar a los metros finales para definir la jugada. Ya sea enviando un centro o rematando al arco.
 
En ese sentido, fue muy poco lo que realizó Braian Romero en los cuatro partidos que jugó desde el arranque, ya que en el último fue al banco e ingresó en el segundo tiempo. Mientras que Villarruel jugó todos los encuentros como titular desde la llegada de Franco y el único gol que convirtió en el certamen fue frente a Lanús.
Cristian Llama jugó su primer encuentro como titular ante Aldosivi bajo la dirección de Franco, pero también había ingresado en los anteriores encuentros sin poder desnivelar en materia ofensiva. Otro de los que está en deuda es Cristian García, que fue titular ante Nueva Chicago y luego estuvo presente en los demás partidos, pero evidenciando un nivel muy bajo. Mientras que Alan Ruiz es de lo mejor del equipo, pero ante el Tiburón el travesaño le negó el gol.
 
Los de arriba deberán calibrar la puntería para no seguir desperdiciando opciones de gol. Colón no puede darse el lujo de depender de sus defensores para marcar. 

Comentarios