Ovación
Domingo 10 de Abril de 2016

“Podemos ser campeonas”

La opuesta Micaela Fabiani habló con Ovación luego del triunfo ante Vélez que le permitió a Villa Dora estar nuevamente en la final de la Liga Nacional que se jugará el próximo sábado en el Polideportivo de Morón ante Boca o San Lorenzo.

Por tercera vez consecutiva tendrá la posibilidad de jugar la final de la Liga Nacional, en las dos anteriores lo hizo con la camiseta de Boca siendo campeón y además eliminando en ambas ediciones a Villa Dora. Pero hoy es integrante de las Doras y sueña con un tercer título ya sea ante su ex-equipo o en su defecto frente a San Lorenzo.
La opuesta Micaela Fabiani se sumó este año al conjunto santafesino y respondió con creces convirtiéndose en una pieza clave a la hora de anotar y llevar a Villa Dora a los primeros planos siendo además el único equipo invicto de la competencia. Más allá de su muy buen nivel, está claro que las Doras no dependen de una individualidad y es precisamente su juego colectivo lo que las destaca por encima del resto teniendo en cuenta que hasta aquí ganaron todos los partidos.
La serie frente a Vélez fue más complicada de lo que se suponía, más allá del 2-0 final, porque el partido de ida fue realmente complicado y allí Villa Dora tuvo que sacar a relucir su garra y amor propio para dar vuelta el resultado luego de perder los dos primeros sets y en el tercero caía 22-17.
La revancha jugada el sábado en Santa Fe fue absolutamente distinta, dado que el equipo conducido por Lorena Góngora en ningún momento le dio la posibilidad al Fortín de tomar el control del juego y lo fue dominando a voluntad, a excepción del tercer set que fue realmente parejo y en el que inclusive pudo haberlo perdido luego de estar abajo 26-25. Pero nuevamente la experiencia, el oficio y la jerarquía de sus jugadoras le permitieron cerrar el partido con un 28-26 y desatar la fiesta en un estadio colmado.
Minutos después y aún con los festejos a flor de piel, Ovación charló con Micaela Fabiani quien realizó un balance de lo que fue la serie ante Vélez pero también se permitió analizar lo que puede llegar a ser la final que se jugará el próximo sábado.
“Es mi tercera final consecutiva que voy a jugar y en lo personal estoy muy tranquila y contenta, de mi parte quiero transmitirle al equipo todo eso y obviamente que existe mucha ansiedad por parte de todos. Obviamente que no es nada sencillo llegar a una final de la Liga Nacional, nos tocaron zonas duras y después los triangulares fueron muy difíciles. Pero tenemos equipo como para jugarle de igual a igual a todos y por supuesto que tenemos un plantel como para salir campeonas y eso es lo que buscamos desde que se inició el torneo”, aseguró.
Respecto a lo que viene demostrando el equipo y a las variantes con las que cuenta a la hora de superar al adversario expresó: “Por suerte somos varias las que estamos en condiciones de definir los puntos, porque no es nada fácil como sucede en otros equipos que por ahí dependen de una jugadora para sumar puntos. Lo bueno es que nos complementamos y por allí si una no está bien en ataque, la puede suplir otra que esté bien en defensa. Colaboramos entre todas muchísimo y eso habla a las claras de que somos un grupo muy unido y solidario. Entrenamos bastante duro para tener resto físico y pelear todos los partidos y después elegir la mejor opción para definir el punto”.
Justamente haciendo hincapié en el aspecto físico, habrá que decir que en el partido ante San Lorenzo arrancó perdiendo el primer set y luego lo dio vuelta para ganar 3-1 y con Vélez aún fue mayor el mérito dado que arrancó dos sets abajo para terminar 3-2. Eso refleja un estado físico ideal para llegar al final de los partidos con resto para doblegar al adversario.
Sobre este punto Fabiani indicó: “El primer mes antes de arrancar la Liga trabajábamos en triple turno, circuitos a “morir” y considero que gracias a esa preparación física que tuvimos hoy nos podemos bancar cualquier partido, ya sea largo o corto y poder revertirlo como sucedió ante Vélez. Gracias a Sebastián Villalba que es el preparador físico hoy podemos estar muy bien físicamente, sabiendo que estamos en condiciones de enfrentarnos con cualquier rival y responder bien en ese aspecto”.
A la hora de opinar sobre lo que fue el final del partido y ese tercer set que le costó demasiado cerrar manifestó: “Nos dispersamos un poquito cuando el partido se paró algunos minutos por una chica del público que se descompuso. Pero cuando pasan esas cosas lo peor que podemos hacer es desconcentrarnos ya que íbamos 23-19 con muchas chances de cerrarlo y después terminamos 28-26. Por lo cual ante situaciones así la clave es estar más concentradas y no regalar nada”.
Cuando se la consultó sobre qué equipo prefiere enfrentar en la final respondió: “Me da lo mismo jugar con cualquiera de los dos, pero en Villa Dora quedó la mala espina de haber perdido la final ante Boca. Por lo cual si nos fijamos en eso nos gustaría más jugar ante Boca, de todos modos son dos muy buenos equipos. Está claro que Boca tiene mucho menos equipo que el año pasado, solo tiene a las titulares porque el resto no está en el mismo nivel y es un plantel más corto. En cambio San Lorenzo es un equipo largo que tiene muchas variantes, de hecho en el partido que jugamos acá, el entrenador de San Lorenzo se volvió loco haciendo tantos cambios. Tiene tres armadoras, las opuestas pasan a ser centrales, la puntas cambian de posición y te vuelven loca. Pero supimos sobrellevar bien el partido y les ganamos. De todos modos a cualquier rival que nos toque estamos en condiciones de hacerles un gran partido”. 
Mariano Cassanello / mariano.cassanello@uno.com.ar

Comentarios