Policiales
Jueves 14 de Julio de 2016

A una semana de haber inaugurado, una dietética ya tuvo su primer robo

INSEGURIDAD. Dos propietarias de un comercio de Alvear al 3400 fueron asaltadas el miércoles por la noche. El hecho se dio a tan solo 20 metros de Bulevar Gálvez

A tan solo una semana de haber sido inaugurada, una dietética del barrio Candioti Sur fue asaltada por dos delincuentes motorizados que pasaron por el lugar y se llevaron elementos particulares. El hecho sucedió en las últimas horas de la tarde del pasado miércoles, cuando sus dos propietarias se encontraban en el comercio.

A cara descubierta
El mal trago se dio a las 20.20, cuando dos delincuentes que circulaban en una motocicleta bajaron sobre calle Alvear 3470, donde se encuentra ubicada la dietética La Cardellina. Uno de los tripulantes del birrodado descendió e ingresó al comercio.
En el local se encontraban sus dos propietarias, una en el mostrador donde se encuentra la caja registradora, mientras que en un depósito detrás del salón de ventas estaba la otra mujer.
Fue en ese instante en que el delincuente ingresó y con un arma en la mano le pidió a la propietaria una notebook y los dos celulares que había sobre el mostrador. No conforme con ello, le exigió que le entregue la recaudación del día. Una vez concretado el ilícito, el hampón se escapó del lugar, subió a la motocicleta en la que lo esperaba su cómplice y se dieron a la fuga. La dos mujeres, algo shockeadas por la situación, fueron hasta una verdulería que se encuentra pegada a la dietética para contar lo sucedido.
A raíz del hecho, las dos propietarias del local dieron aviso a la central 911, por lo que agentes de la Comisaría 3ª con sede en Candioti Sur llegaron al lugar inmediatamente. Allí los peritos tomaron declaración a las víctimas del hecho, las cuales le contaron lo sucedido. Según las propietarias, el delincuente que ingresó al local presentaba las siguientes características: 1,60 metros de estatura, cabello color castaño y estaba vestido con "buena ropa". A este dato se le sumó el de un vecino del barrio que destacó que los dos delincuentes se movilizaban en una motocicleta marca Honda negra.
La bronca en sus dos propietarias se hizo sentir. Es que el robo se dio a tan solo una semana de haber abierto sus puertas a los clientes del barrio Candioti.