Policiales
Miércoles 20 de Julio de 2016

Agonizó y murió un joven baleado en la cabeza en el barrio Yapeyú

Se trata de Gabriel Alexis Fernández de 21 años. Recibió un balazo, a las 13, en Teniente Loza al 6300. Siete apresados en la investigación que siguió al ataque criminal

Este miércoles, cuando faltaban algunos minutos para las 18, un joven que fue identificado como Gabriel Alexis Fernández de 21 años, falleció en la unidad de terapia intensiva del hospital Cullen, como consecuencia de un balazo con el que fue impactado a las 13 en la puerta de un local ubicado sobre la avenida Teniente Loza al 6300 del barrio Yapeyú.
Embed

Como consecuencia de este suceso, y a las 18.10, policías de la Unidad Regional I La Capital, aprehendieron a tres hombres en el mismo lugar, que a su vez son familiares de la víctima y que fueron perseguidos por los policías y le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros cromada.

La novedad sobre la ocurrencia del suceso fue informada a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro, Pablo Busaniche y Jorge Nessier, que ordenaron los peritajes criminalísticos en el lugar del ataque al mediodía y en la tarde cuando fueron aprehendidos tres hombres con un arma de guerra, además de ordenar el traslado del cadáver a la morgue judicial para que los forenses realicen la necropsia.

Violencia

Este miércoles, cuando algunos minutos después de las 13, Gabriel Alexis Fernández de 21 años, salió de la carbonería en la que trabajaba que está ubicada sobre la avenida Teniente Loza al 6300 del barrio Yapeyú en el extremo noroeste de la capital santafesina, y fue atacado a tiros por dos desconocidos que iban montados en una motocicleta tipo cross de alta cilindrada.
Homicidio2
Reflejos. Los policías vieron a los ocupantes del Peugeot 206, los persiguieron y apresaron. Incautaron un arma. 
Reflejos. Los policías vieron a los ocupantes del Peugeot 206, los persiguieron y apresaron. Incautaron un arma.

Los empleados de la carbonería y los vecinos del barrio que viven en adyacencias a la esquina de Teniente Loza y calle Carranza, escucharon las detonaciones de disparos de arma de fuego, y salieron a la calle para saber lo que estaba ocurriendo y hallaron tirado en el piso a Fernández con manchas de sangre en la nuca, inmóvil y sin ningún tipo de reacción corporal.

Los vecinos denunciaron el suceso a la central 911, y minutos después llegó al lugar una camioneta del Cuerpo Guardia de Infantería, que ante la gravedad del cuadro que presentaba Fernández, decidieron trasladarlo en el móvil policial con sirenas y balizas encendidas hasta el hospital Mira y López.

Gabriel Alexis Fernández fue atendido por los médicos de guardia del hospital Mira y López, y en función de la gravedad de la herida en la parte posterior de la cabeza, inmediatamente fue trasladado por una ambulancia hasta el hospital Cullen, donde fue recibido por los médicos de la Emergentología en el shock room para pacientes en estado crítico.
La gravedad del cuadro que presentaba la víctima hizo que los médicos lo compensaran y trasladaran para ver su evolución hasta la unidad de terapia intensiva, adonde Fernández falleció antes de las 18.

Los policías del Comando Radioeléctrico santafesino que dialogaron con los vecinos del barrio Yapeyú, obtuvieron detalles de los cuatro jóvenes que serían los atacantes y que fueron aprehendidos antes de las 15, en calle J. R. Méndez al 6400 del barrio Brigadier López, siendo dos de ellos mayores y los otros dos, menores, y a quienes les incautaron un revólver calibre 32 y la motocicleta en la que se movilizaban que contaba con pedido de secuestro por robo desde el 19 de julio de 2016.
HOmicidio3
De guerra. La pistola calibre 9 milímetros cargada que fue secuestrada por los policías del Cuerpo Guardia de Infantería.
De guerra. La pistola calibre 9 milímetros cargada que fue secuestrada por los policías del Cuerpo Guardia de Infantería.

Los otros tres apresados

Pero, a las 18, seis policías del Cuerpo Guardia de Infantería de la policía capitalina intentaron identificar a los tres ocupantes de un automóvil Peugeot 206 gris en avenida Teniente Loza y Hermanos Figueroa, sin embargo el conductor aceleró a gran velocidad e ingresó en el garage de la carbonería en la que a las 13 balearon a Fernández.

Los policías de Infantería que los persiguieron lograron aprehenderlos a los tres, y a uno de ellos le incautaron una pistola calibre 9 milímetros cromada con una bala en la recámara y algunas en el almacén del cargador, (arma de guerra).

Los policías estimaron que estos últimos tres aprehendidos que son familiares de Gabriel Alexis Fernández, cuando se enteraron de la muerte de su familiar en el hospital Cullen, salieron a hacer justicia por mano propia, cuando fueron aprehendidos en el operativo policial.