Policiales
Sábado 26 de Diciembre de 2015

Apresaron a cinco narcos chinos con drogas y dinero en un control policial

Llevaban más de dos millones de pesos, casi 30 mil dólares y reales. En el baúl hallaron más de 20 kilos de droga en tarros de leche en polvo. 

Este sábado antes del mediodía, fueron aprehendidos cinco ciudadanos chinos, todos mayores, cuando viajaban en un Peugeot 308 blanco, del que fueron secuestrados más de dos millones de pesos, casi 30 mil dólares , y cientos de reales, todo en efectivo.
El procedimiento fue ejecutado durante un control vehicular que era realizado en la ruta nacional Nº 11 en el denominado peaje de la localidad de Florencia, ubicado a solo un kilómetro al sur del paralelo 28 que es límite interprovincial con el Chaco. 
Cuando los policías observaron las decenas de fajos de billetes en pesos y en dólares, decidieron la requisa del baúl del automóvil en presencia de testigos, y cuando lo abrieron hallaron numerosas latas que contenían leche en polvo para bebés. 
Los actuantes convocaron a la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones, y en el primer reactivo hallaron que el polvo viscoso era clorhidrato de cocaína. 
La novedad fue informada al juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, que ordenó dejar detenidos a los cinco ciudadanos chinos, secuestrar todo el dinero, y llevar peritos químicos para revisar toda la sustancia incautada. 
Cómo se produjo el procedimiento
Ayer, a las 5.30, hora del amanecer a esta altura del año, se intensificaron los controles de prevención activa en la ruta nacional Nº 11, a la altura de Florencia, en el peaje que está ubicado un kilómetro al sur del paralelo 28, que es además el límite con la provincia del Chaco. 
El operativo desplegado consistió en el chequeo selectivo de personas y de vehículos en tránsito para la prevención de la ocurrencia de todo tipo de delitos, y además en atención a la particular situación crítica de las poblaciones costeras por el desborde de los ríos, en este caso del Paraná.
En ese marco del trabajo ordenado por el Ministerio de Seguridad y por la jefatura de la Policía provincial, los efectivos de distintas dependencias de orden público del noreste santafesino y pertenecientes a la UR IX departamento General Obligado, Región 1ª, realizaron el chequeo de un automóvil Peugeot, blanco, en el que viajaban cinco hombres, todos mayores. 
El único que hablaba en español
En este caso, solo uno de los ciudadanos chinos consultado pudo responder, porque hablaba en español, ya que llevaba varios años radicado como propietario de un supermercado denominado Asia, ubicado en la localidad de Las Toscas.
Precisamente, los uniformados dialogaron con el ciudadano del país oriental, y le hicieron saber que estaban realizando controles preventivos, y que necesitaban que condujeran el vehículo hacia la banquina, y que desciendan para poder revisar tranquilos al costado del camino. Asimismo les requirieron la documentación del vehículo como los documentos personales de los viajeros. 
Esa maniobra fue cumplida sin problemas, y los jefes responsables del procedimiento le ordenaron a sus agentes la revisación minuciosa tanto del habitáculo como del baúl del vehículo.
Sorpresa y media
Pero, uno de los suboficiales halló dentro de uno de los asientos traseros algunos bultos, los fue sacando de a uno y se encontró con decenas de fajos de 10 mil pesos. Y no solo eso, luego aparecieron otros, en este caso, eran al menos dos, pero de dólares estadounidenses y de reales.
Los agentes empezaron con las preguntas para conocer el origen de semejante cantidad de dinero. El interlocutor chino primero dijo que no entendía las preguntas, luego intentó una explicación que no convenció a los agentes, y señaló que ellos provenían de alguna parte de la provincia de Corrientes y que tenían como destino la ciudad de Buenos Aires. 
El baúl está cerrado y no se abre
El oficial responsable del procedimiento le ordenó al hombre que abrieran el baúl del auto para saber qué llevaban, y el extranjero se mostró sumamente renuente y dijo que no se podía, sin explicar la razón de su negativa. 
Finalmente, los agentes le indicaron al conductor del vehículo que abriera el baúl, y allí se encontraron con cajas de leche en polvo para bebés. Lo que siguió fue convocar a la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones, que extrajeron una muestra de un polvo blanco y viscoso, y lo sometieron a los reactivos químicos que se usan en estos casos, y el resultado fue que se trataba de más de 20 kilos de cocaína. Allí, las cosas se pusieron más tensas. 
Los policías informaron la novedad al juez federal con sede en la ciudad de Reconquista, que ordenó que viajaran desde Santa Fe, químicos especializados para revisar toda la carga, y ordenó que el vehículo, el dinero en pesos, dólares y reales, quedaran secuestrados y los cinco ciudadanos chinos, detenidos. 
Por Juan Trento / jtrento@uno.com.ar