Policiales
Viernes 05 de Agosto de 2016

Asaltaron a dos abogadas frente a la vecinal de barrio Schneider

Inseguridad. Ocurrió en la puerta de la entidad barrial. Las profesionales integran el consultorio jurídico gratuito de la Facultad de Derecho de la UNL. Dos delincuentes las encañonaron y les robaron las pertenencias personales

El jueves, a las 15.30, dos abogadas que integran el consultorio jurídico gratuito de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral, fueron asaltadas por dos desconocidos que las sorprendieron en la puerta de la vecinal Schneider en Santiago Derqui al 4000 del barrio homónimo.
Embed

Diario UNO de Santa Fe dialogó con las mujeres en la Secretaría de Extensión de la Facultad de Derecho de la UNL, y ambas prefirieron mantener en reserva sus identidades como consecuencia del momento vivido, aunque aceptaron narrar en detalle la secuencia del asalto.

La secuencia

El jueves a las 15.30, las letradas que integran el staff del consultorio jurídico gratuito y que tiene nueve sedes en la ciudad de Santa Fe, concurrieron a una ellas adonde funciona la vecinal a la que concurren masivamente los residentes de la zona.

Las profesionales llegaron juntas a la dirección apuntada, en un remís algunos minutos antes de las 15, y en esta oportunidad hallaron las puertas del lugar cerradas, entonces decidieron esperar la llegada del presidente de la entidad barrial.

Pasaron los minutos y escucharon desde lejos el ruido del caño de escape de una motocicleta en la que viajaban dos jóvenes. Cuando pasaron por la vecinal, estos vieron a las abogadas, y el adolescente que iba de acompañante bajó del birrodado.
Inmediatamente, el joven sacó un arma gris reluciente de su cintura y apuntó a las mujeres y bajo amenazas a los gritos les exigió que les entreguen los elementos de valor que llevaban consigo.

Las profesionales –estupefactas y aterrorizadas por el suceso– trataron de mantener la calma y el equilibrio emocional de manera de no provocar que el irascible joven cometa alguna locura. Entonces, trataron de tranquilizar al ladrón, le entregaron sus pertenencias, bolsos y teléfonos celulares, y aun así el joven seguía exigiendo plata o cualquier otra cosa de valor.

A esa altura, algunos vecinos escucharon los gritos, salieron a la vereda y fueron en ayuda de las mujeres, logrando que los cacos huyan.

El presidente de la vecinal, Oscar Vallejos, llegó corriendo hasta el local y a continuación llamaron al 911.

Durante la jornada de la víspera, las abogadas se presentaron ante el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación y denunciaron el suceso.

Mientras tanto, los integrantes del consultorio jurídico gratuito de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNL, evalúan cómo seguir adelante con sus tareas para sortear este tipo de peligros eventuales.