Policiales
Martes 21 de Abril de 2015

Asesinan de siete balazos al padre de un acusado del crimen del Pájaro Cantero

Tenía 51 años y el ataque fue en la puerta de su casa. Su hijo es Facundo "Macaco" Muñoz, preso por matar al líder de Los Monos en mayo de 2013.

Un hombre de 51 años fue masacrado anoche de siete balazos disparados por un arma de calibre 9 milímetros desde un automóvil en un barrio de Villa Gobernador Gálvez. Las características del incidente adoptan toda la forma de una ejecución mafiosa, lo que quedaría además avalado por la identidad de la persona asesinada: según las primeras informaciones policiales se trata del padre Facundo "Macaco" Muñoz, uno de los acusados de matar hace casi dos años a Claudio Ariel "Pájaro" Cantero, entonces líder de la Banda de Los Monos.
Cerca de las 19.45 de ayer una ráfaga de disparos efectuados desde corta distancia alcanzó a Rubén Muñoz, que estaba abriendo la puerta de su casa, en distintas partes del cuerpo. El ataque fue en Baigorria 814, en jurisdicción de la comisaría 25ª. Una patrulla del Comando Radioeléctrico arribó al lugar a cinco minutos del primer aviso al 911. Sus ocupantes observaron a un hombre inmóvil en el piso que tenía elocuentes manchas de sangre. Los efectivos trasladaron en el móvil al herido al Hospital Gamen. Al ingresar allí una médica constató su muerte por disparos múltiples de arma de fuego.
El fiscal jefe de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta, confirmó anoche a este diario que Rubén Muñoz era el padre de Facundo "Macaco" Muñoz, quien está preso en la cárcel de Coronda acusado de asesinar al "Pájaro" Cantero el 26 de mayo de 2013 frente al boliche Infinity Night de Villa Gobernador Gálvez. Macaco Muñoz vivía al ser detenido en Laprida al 6500, en la zona sur de Rosario.
Una fuente de la Policía de Investigaciones (PDI) señalaba anoche que no suponía un gran esfuerzo imaginativo establecer quién está detrás de estos homicidios. "Da la impresión de que la familia Cantero acaba de cerrar el círculo de venganzas contra los autores del ataque al Pájaro. Mataron primero al padre del Pollo Bassi. Luego mataron al padre de Milton Damario. Ahora matan al padre de Macaco Muñoz", dijo el informante.
Los roles
Efectivamente por la participación en el asesinato del Pájaro Cantero hay tres personas presas con procesamiento por distintos roles en el homicidio. Los apuntados como sicarios son dos: además de Macaco Muñoz, como ejecutor material del crimen está en la cárcel también Milton Damario. El tercer detenido por el hecho, como instigador o ideólogo, es Luis "Pollo" Bassi. Los tres fueron procesados por aquel crimen por el juzgado de Instrucción Nº 11.

A los padres de los tres procesados por este hecho los mataron en un segmento temporal que abarca el último semestre. El 21 de octubre del año pasado fue asesinado Luis Bassi, padre del Pollo, también en Villa Gobernador Gálvez, en la puerta de la remisería familiar. A este hombre de 68 años le dispararon diez balazos de arma 9 milímetros desde una moto en plena mañana. Murió por la tarde.

Lo mismo ocurrió con Miguel Angel Damario, de 57 años, el padre de Milton Damario. El fue asesinado el 13 de diciembre pasado a las 11 de la mañana en Lola Mora y Grandoli cuando volvía de hacer compras de un supermercado. Lo ataron dos sujetos desde una motocicleta con dos disparos de calibre 9 milímetros.
La cadena de ajustes por el asesinato del Pájaro Cantero incluye a otros dos hermanos del Pollo Bassi. El 31 de diciembre de 2013 fue asesinado Leonardo Bassi y el 12 de febrero de 2014 Maximiliano Bassi.
Tras el abreviado
La matanza del padre de Macaco Muñoz se produce a cinco días de que la Justicia de Rosario acordara en juicio abreviado condenas atenuadas contra 14 miembros de la Banda de Los Monos, entre ellos Ariel Máximo Guille Cantero, hermano del Pájaro. Para que el abreviado prosperara los fiscales aceptaron moderar la calificación legal y el rol atribuido a Guille en un asesinato ocurrido al día siguiente del crimen de su hermano el Pájaro.

Se trata del asesinato de Diego Demarre, dueño del boliche Infinity Night, ocurrido el 27 de mayo de 2013. Por este homicidio la jueza Alejandra Rodenas procesó a Guille como autor material del crimen por homicidio calificado lo que suponía un horizonte de prisión perpetua. Pero en el juicio abreviado a Guille se le impuso una participación secundaria en este hecho, ya no la autoría material, lo que le significó una pena de 9 años.
En la escena criminal trabajaban ayer dotaciones de las áreas Científica, de Inteligencia y de Homicidios de la Policía de Investigaciones.
Testigos del hecho señalaron haber visto asomarse la mano del hombre que efectuó los disparos desde un vehículo de color negro cuya marca y modelo el fiscal Spelta pidió reservar para beneficio de la investigación.