Policiales
Martes 10 de Mayo de 2016

Avenida General Paz: hay bronca e impotencia por una ola de robos

La semana pasada hubo cuatro entraderas en locales comerciales que están sobre el corredor comercial. En el día, la policía está pero a la noche es tierra de nadie

Bronca, impotencia, decepción y desazón, son algunas de las sensaciones que tienen varios comerciantes de la Avenida General Paz en los últimos días. 
 
El origen de tal indignación es una sola y está bien clara: una ola de robos sacudió a la arteria comercial que atraviesa al barrio Sargento Cabral durante la semana pasada y generó grandes inconvenientes económicos –entre otros perjuicios– en los propietarios de los comercios afectados. 
 
En tan solo cuatro días se registraron varias entraderas en locales ubicados en General Paz al 5000 y sus respectivas zonas adyacentes. Uno sucedió el lunes de la semana pasada, donde un negocio de indumentaria femenina (“Quien te ha visto”), ubicado al 4900, fue robado por “cuarta” vez. El mismo sufrió la sustracción de distintas prendas, varios productos de bijouterie y varias perchas que tiene el comercio. 
 
Cuatro días después, un comercio de celulares (“Génesis”) de General Paz al 5300 fue saqueado luego de que delincuentes rompieron una vidriera y sustrajeron varios aparatos de telefonía y accesorios. Posteriormente, el día viernes, –en horas de la madrugada se cree– una tienda de lencería ubicada en la avenida y su intersección con la Regis Martínez se llevó la peor parte de la saga de robos, ya que delincuentes forzaron una reja que da a una puerta, rompieron la traba e ingresaron y sustrajeron una gran cantidad de la mercadería que estaba para la venta. 
 
La ola de ilícitos que azotó a la avenida comercial no terminó ahí, sino que el sábado en horas de la madrugada, desconocidos rompieron una ventana de un local –al 5200– de ropa de hombres y se llevaron 25 camisas y 20 pantalones que estaban en la estantería que da a la vidriera de la calle. 
 
En tanto, según comentaron vecinos de la zona,también se registró un ilícito que tuvo como perjudicada a una heladería de General Paz al 5400.
 

En primera persona
La mayor afectada por los robos fue la propietaria de la lencería de General Paz y Regis Martinez, Cintia Tassi. En diálogo con Diario UNO, la mujer contó, con mucha impotencia, que los delincuentes aparentemente tuvieron mucho tiempo para poder efectuar el robo y llevarse una gran cantidad de prendas. “En 20 años nunca me había pasado esto”, dijo.

A su vez agregó que cuando los vecinos alertaron al personal policial de la Seccional 5ª sobre lo sucedido, tuvieron que dirigirse hacia el local los efectivos de la Comisaría 8ª, ya que en la 5ª no había patrulleros. “Ahora dicen que después de todo lo que pasó, va haber patrullaje”, indicó Tassi. 
 
A la voz de la comerciante saqueada, se sumó el testimonio del titular de la Asociación de Comerciantes de avenida General Paz, Karim Abdul Musri, quien comparó la situación con una ruleta rusa. “Hoy nos toca a nosotros, mañana a Facundo Zuviría, pasado a Aristóbulo del Valle y cuando fortalecemos una avenida cae otra avenida”, señaló. En este sentido, remarcó la situación alarmante que viven los propietarios “es muy preocupante que en una sola noche unos delincuentes salgan a destruir los comercios y llevarse lo que no les pertenece”, destacó. 
 
El sentimiento
“Es una impotencia tan grande, te da tanto odio, tanta bronca. Porque uno, que es comerciante y que también fue afectado por el robo en otra oportunidad, a veces se priva de determinadas cosas para poder pagarle a los proveedores y así no quedar mal y estar al día y de pronto te encontrás con una de estas cosas. Te dan ganas de hacer cualquier barbaridad”, sentenció Musri.
 
Los caminantes están
Según el titular de la asociación que nuclea a los comercios de la avenida, desde hace veinte días que hay vigilancia a pie de efectivos policiales, los cuales están repartidos en varias cuadras. 

“Tenemos constante patrullaje, eso te da una seguridad, pero de noche no están”, advirtió Musri sobre lo que afecta la falta de presencia policial en horarios nocturnos. “Ahora me prometieron que iban a enviar caminantes para los horarios nocturnos y además un móvil policial que estará dando vueltas por la zona”, anticipó.