Policiales
Lunes 13 de Febrero de 2017

Casi linchan al adolescente que mató a una beba a patadas porque le rompió el celular

El chico de 16 años confesó que golpeó a la hija de su pareja que jugaba con su teléfono. Una vez detenido fue atacado por un cuñado que también estaba alojado en la misma comisaría.

Una beba de 18 meses fue asesinada a patadas en Santiago del Estero por la pareja de su madre, un menor de 16 años, en un ataque de furia porque la pequeña le había roto el teléfono celular. Una vez detenido fue atacado por un cuñado que también estaba alojado en la misma comisaría.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió pasadas las 22 del sábado en la localidad santiagueña de Taboada, en el departamento Sarmiento, cuando la nena llegó sin vida al hospital Zonal de Fernández.

Según informó el diario El Liberal de Santiago del Estero, la pequeña fue trasladada por su madre de 18 años, la pareja de ella de 16 y una tía materna, quienes declararon ante los médicos que estaban mirando una película cuando de repente la bebé comenzó a convulsionar y cayó de la cama.

Los familiares de la beba agregaron que cuando fueron a socorrerla la pequeña ya no respiraba.

Sin embargo, los doctores notaron unan herida en la frente que no era compatible con el testimonio de los parientes, por lo que las autoridades del nosocomio dieron aviso a la policía.

Al tomar conocimiento de lo sucedido, el fiscal de turno, Sebastián Robles , ordenó que el médico de Sanidad arribe al lugar y examine el cuerpo.

Fue allí que el facultativo policial descubrió que la víctima tenía múltiples lesiones en el cuerpo.

Ante la grave situación, el representante del Ministerio Público ordenó que la pequeña sea trasladada a la morgue, y que todos los familiares -quienes coincidían en la versión de las convulsiones- sean trasladados a la Comisaría 35ª.

Para evitar que se pongan de acuerdo, Robles ordenó que se les tome declaración testimonial por separado.

Fue allí que voceros judiciales señalaron que la pareja de la madre de la nena, de 16 años, realizó una dramática confesión, al señalar: "Jugaba con mi celular, lo tiró al piso y me lo rompió".

Mientras tanto, la mamá de la beba reveló que su pareja se enfureció cuando la beba tiró y rompió el aparato.

El padrastro fue alojado en la comisaría de Taboada, donde casi terminó golpeado y linchado. Según indicó la prensa local, lo atacó un cuñado que está preso por abuso sexual.

El adolescente quedó detenido en la Comisaría 35 de la ciudad de Fernández. La madre de la niña, en tanto, permanecía detenida en la Comisaría Segunda del Menor y la Mujer, de la ciudad de La Banda.