Policiales
Martes 02 de Agosto de 2016

Caso Néstor Monzón: la cámara Gesell ratificó la denuncia penal

Así lo reveló el fiscal regional de Reconquista, Eladio García, en torno a la investigación que acusa al sacerdote de haber abusado de dos menores

El fiscal regional de Reconquista, Eladio García, indicó que la cámara Gesell realizada a la menor involucrada en el caso del sacerdote Néstor Monzón –acusado de abusar sexualmente de dos niños– ratifica la denuncia contra el cura párroco de la Iglesia Madre María de Dios, que desde abril se encuentra detenido. Según el funcionario del Ministerio Público de la Acusación, esta prueba será fundamental para el juicio oral y público que tiene previsto realizarse antes del final de este año.

"Los dichos de la nena en la cámara, a nuestro entender, son contundentes", explicó García en diálogo con Diario UNO. "La acusación está clara. No habla de otra persona que no sea Monzón –explicó–. Esta prueba es la principal, con ella nosotros nos animaríamos sin ningún tipo de inconveniente de ir a juicio", anticipó el titular de la Fiscalía Nº 4.

En torno a la investigación y sus detalles, el fiscal señaló que la menor registra en su cuerpo ciertos daños. "Hay lesiones físicas en la nena que tienen un origen coincidente con sus dichos. Estas lesiones fueron observadas en su momento por un grupo interdisciplinario de médicos forenses y algunos ginecólogos", explicó.
Embed


"Hay todo un plexo probatorio que concluye en la cámara Gesell", aclaró el funcionario judicial. Consultado por si la investigación ya tiene detallado cuándo fueron cometidos los presuntos abusos de parte del sacerdote a los dos niños, García señaló que sucedieron en los últimos días del 2015. "El abuso pudo haberse registrado a fines de diciembre", destacó.

A su vez, sostuvo que la investigación reveló que los abusos denunciados de parte de los familiares de los menores víctimas tuvieron lugar en la casa parroquial, la cual se encuentra dentro de la Iglesia Madre María de Dios. Dicho encuentro habría tenido lugar en ese establecimiento ya que los dos menores involucrados en la causa iban de manera reiterada a la casa de su abuela, la cual está pegada a la parroquia.
Embed

Un caso, tres imputados

A cinco meses de haber sido detenido Monzón, el caso ya tiene a tres personas imputadas: el sacerdote -el cual se encuentra detenido en Calchaquí-; la abogada del obispado, y un obispo de la provincia de Misiones.
"Para nosotros tendría que estar en una comisaría común" - Fiscal Eladio García
En cuanto a Monzón, desde el martes pasado se encuentra alojado en una estancia de la localidad de Calchaquí, a 200 kilómetros de la capital provincial y a 100 kilómetros de la ciudad de Reconquista. El mismo permanecía alojado en una Comisaría de Avellaneda, luego de haber intentado su defensa obtener el beneficio de arresto domiciliario en una abadía de la ciudad de Victoria, en la provincia de Entre Ríos y también en Misiones.

En este sentido, el fiscal García destacó: "Para nosotros tendría que estar en una comisaría común. Nadie plantea que tendría que estar junto con los demás presos para que no le pase nada. De todas maneras, tendría que estar como cualquier hijo de vecino en una dependencia policial". En tanto, aclaró que ante el vencimiento de la prisión preventiva –la cual cesa el próximo mes de septiembre–, el fiscal del MPA advirtió que pedirá, nuevamente, que el sacerdote continúe con arresto domiciliario hasta que sea juzgado. "Nosotros creemos que el juicio será antes de fin de año", dijo.

En torno a la otra imputada en el caso, se trata de la abogada del obispado, Gabriela C., quien fue acusada de encubrimiento luego de una serie de escuchas entre la letrada y Monzón los días previos a la detención. Dichas escuchas, las cuales fueron de público conocimiento a través de los medios de comunicación, dieron a entender que la mujer buscó el presunto "entorpecimiento probatorio".

Por último, el tercer imputado en el caso es un obispo oriundo de Misiones. Se trata de Juan Manuel M., quien fue acusado de "coacciones" por haber presuntamente amenazado a uno de los fiscales del caso, Rubén Martínez, en un encuentro mantenido en la Oficina de Gestión Judicial de Reconquista.

"Tenemos que investigar con las manos sueltas"


El caso de Néstor Monzón generó cierto revuelo en el ámbito judicial y político. A raíz de la investigación iniciada por los fiscales de Ministerio Público de la Acusación, ingresó en la Legislatura una serie de denuncias con el pedido de remoción del cargo para los fiscales Eladio García, Rubén Martínez, Alejandro Rodríguez y también para la secretaria de Gestión Procesal y Administrativa y el secretario regional de la Fiscalía Nº 4 con sede en Reconquista.

Garcia
Seguro. El fiscal García confía en que seguirá en su cargo
Seguro. El fiscal García confía en que seguirá en su cargo

Consultado por esa solicitud, Eladio García destacó a Diario UNO que la denuncia apareció luego de la concreción de la Cámara Gesell. "A lo mejor está intencionada con desviar la atención o no", dijo el funcionario. "Estos son los costos que tiene atribuirle el hecho a una persona importante. Yo me pregunto: ¿cuál será la posición de los legisladores? Nosotros tenemos que investigar este tipo de cosas y tenemos que hacerlo con las manos sueltas, no con las manos atadas, sino vamos a volver al sistema anterior", destacó. "¿Sino qué vamos hacer, vamos a seguir trabajando con los casos de gente pobre?, es decir, ¿es una cárcel para pobres? Por supuesto que eso no va ser así. Imagino que los legisladores van a tener la reflexión suficiente para dejarnos actuar hasta fin del proceso o por lo menos preguntarle a la Fiscalía provincial cómo se está actuando", indicó.

Cabe señalar, que las denuncias fueron ingresadas por el senador del departamento 9 de Julio y también por el estudio jurídico del cual es integrante la abogada imputada por encubrimiento en el caso. Próximamente ambas cámaras de la Legislatura votarán si los fiscales continúan o son removidos.