Policiales
Lunes 08 de Agosto de 2016

Caso Serena Martínez: la querella pide que la causa se acelere en tribunales

Justicia. A casi tres años del crimen de la niña de 7 años sucedido en Regatas, la familia espera que se destrabe un recurso de inconstitucionalidad presentado por la defensa

Los padres de Serena Martínez, fallecida el 5 de diciembre de 2013 a causa de un impacto de bala proveniente de un enfrentamiento armado desatado en Alto Verde, esperan que la muerte de su hija no quede impune y se haga justicia. En la tarde de ayer, los familiares estuvieron en Diario UNO y explicaron, por medio de su representante legal, que la causa se encuentra demorada debido a la presentación de un recurso de inconstitucionalidad por las defensas de los imputados.

Dicho recurso planteó una apelación a la prisión preventiva por la que se encuentran detenidos los tres acusados del homicidio de la menor de 7 años.

"Este recurso fue primero a la Cámara, ésta lo delegó y ahora ellos –por la defensa– plantean un recurso de insconstitucionalidad ante el tribunal de alzada nuevamente. De ahora en más deberá decidir la admisibilidad. En caso de que lo admita, va a la Corte", explicó la abogada querellante de la familia, Carolina Walker. "Llevamos más de medio año a la espera de que se resuelva", agregó la letrada.
Embed

Por su parte, la abogada sostuvo que para el próximo mes de diciembre vence el plazo de la medida cautelar por la que se encuentran detenidos los tres imputados en el homicidio de la menor.

Plazos

"Como lo dispone nuestro código, el plazo máximo de la prisión preventiva es de tres años y en el último mes del año se estaría cumpliendo el plazo de detención. Por ello nosotros estamos exigiendo, de algún modo, que se cumplan los plazos y que los jueces dicten esa sentencia finalmente y podamos llegar antes de diciembre al juicio oral y público", destacó Walker.
Embed

"Obviamente nosotros nos vamos a oponer a la liberación de los acusados. Existen antecedentes", indicó la abogada querellante. "De liberarse estas personas volverían a vivir a Alto Verde y los testigos que ya han declarado en la causa podrían llegar a ser amedrentados y en caso de que se llegue a juicio habría riesgos de que ni presten declaración", concluyó en torno a los riesgos procesales –de entorpecimiento probatorio– que se podrían generar si llegaran a transitar el proceso judicial los imputados. A raíz de tal situación, el padre de la menor fallecida, Facundo Martínez, dijo a este diario que la sensación que siente la familia en la actualidad es que la Justicia actúa con lentitud. "Estamos queriendo que se apure. En lo personal necesitamos que se termine, que se cierre una etapa –aclaró–. Pedimos justicia por Serena y que no le vuelva a ocurrir a ninguna niña, que no haya más", sostuvo y sentenció: "Yo todavía creo en la justicia, no puede ser esto".