Policiales
Viernes 07 de Agosto de 2015

Caso Tognoli: el juicio tendrá 70 testigos, uno de ellos encubierto

Así lo confirmaron ayer los abogados defensores de tres de los imputados: Hugo Tognoli, José Luis Baella y Daniel Mendoza. Además estimaron que la fecha de inicio sería en septiembre

El juicio al exjefe de la fuerza santafesina, al exsubjefe de Inteligencia de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones, José Luis Baella; el agente de esa misma repartición, Mauricio Otaduy, y a dos detenidos por tráfico de drogas: Daniel Tuerto Mendoza y Fernando Torres, todos investigados por amenazas y complicidad con el narcotráfico, que se realizará en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, podría comenzar a fines del mes de septiembre.  
Así lo estimaron ayer los abogados de los imputados, tras una audiencia en el TOF en el que se debatieron las cuestiones preliminares al juicio, como la cantidad de testigos que serán escuchados en la investigación. 
Si bien la última palabra ahora la tendrán los jueces, el presidente del tribunal, José María Escobar Cello enumeró como fechas tentativas de inicio del debate el 14 o el 21 de septiembre. 
Además, sostuvo que las jornadas se desarrollarían de mañana y tarde los días lunes y martes, y que podrían extenderse durante dos meses. En ese ínterin desfilarían por los pasillos del TOF un total de 70 testigos, entre ellos, uno encubierto. Tognoli y Baella serán enjuiciados por el delito de “encubrimiento agravado” en favor de Mendoza. Pero además los tres, junto a Otaduy, deberán responder por una supuesta operación realizada en contra de Norma Castaño, titular de la ONG Madres Solidarias, quien denunció la “connivencia” entre ellos.

Las omisiones  del jefe
Este será el primer juicio que deberá enfrentar el exjefe policial y exdirector de la DGPyCA, quien está detenido desde el 7 de marzo de 2013 en la cárcel santafesina de Las Flores. 
La otra causa es la que se tramita en Rosario, donde el juez federal Carlos Vera Barros lo procesó por formar parte de una “empresa criminal” dedicada al comercio de drogas para amparar supuestamente al narco Carlos Andrés Ascaíni. En el pedido de elevación a juicio de la causa que se tramita en la ciudad de Santa Fe,  el fiscal federal Walter Rodríguez sostuvo que el exjefe de policía “ayudó a eludir”, al menos en dos ocasiones, las investigaciones por “comercialización de estupefacientes que realizaba Mendoza, del cual tenía cabal conocimiento y lo hizo con ánimo de lucro”.
Además, sostuvo que ante “un concreto requerimiento de informe formulado a la estructura policial provincial especializada en delitos vinculados al narcotráfico, el entonces director general Hugo Damián Tognoli informó sobre casos de menor cuantía (simple tenencia de estupefacientes para consumo personal), y omitió comunicar la existencia de investigaciones por infracción a la Ley 23.737 seguidas contra Daniel Francisco Mendoza”.
Según el fiscal, “el efectivo conocimiento que Tognoli tenía de la existencia de investigaciones seguidas contra Mendoza se encuentra corroborado por los mensajes de texto de contenido intimidatorio que este último envió a Norma Castaño”. Por su parte, el abogado de Tognoli, Andrés Rabinovich,  sostuvo ayer tras las audiencia que en la causa no hay pruebas contra  su cliente: “Nosotros vamos a venir a escuchar, a ver qué tienen para decir los fiscales. Tognoli está acusado de una autoría intelectual que ellos van a tener que probar. Está claro que esta es una causa armada, con un fuerte contenido político y que no hay nada que vincule a Tognoli con los hechos investigados”. 
Andrés Rabinovich. El abogado de Hugo Tognoli  insistió en que se trata de una “acusación política”. Foto: José Busiemi / Diario UNO Santa Fe
Quien también dialogó con la prensa fue la abogada de Daniel El Tuerto Mendoza, que acusó a Norma Castaño, la mujer que denunció las amenazas, de haber involucrado a Mendoza en la causa por “despecho”. 

Visitas frecuentes
“Ellos (Mendoza y Castaño) tenían una relación amorosa que va a quedar demostrada en las audiencias. Mi cliente está detenido por otra causa (la investigación por la cocina de drogas encontrada en su casa de Colastiné) que ya debería haber sido elevada a juicio, y sin embargo, ahora lo mezclaron en este caso. Mi cliente no se subió a ningún auto de la DGPyCA, no amenazó a nadie , no conocía a Tognoli  y su único vínculo con el resto de los imputados es haber tenido una relación con Norma Castaño”, expresó ayer en la escalinata del TOF, la abogada Hilda Knaeblein. 
Por despecho.  Hilda Knaebleine, abogada de Mendoza aseguró que su cliente fue involucrado por su relación con Norma Castaño. Foto: José Busiemi / Diario UNO Santa Fe
En el auto de elevación a juicio, el juez Miño destacó un fragmento del testimonio de la expareja de Mendoza, Sandra Rosa Miranda, quien afirmó que “personal policial visitaba la vivienda de Colastiné en la que residía Mendoza y mantenían diálogos”. La mujer además declaró que “en una de esas reuniones que Mendoza tenía, este indicó a su interlocutor: «vos hablá con el de arriba»”. Miranda recordó también que en otra ocasión “Mendoza mencionó a Pagano y Tognoli, que eran funcionarios policiales y que tenía presente los cambios en sus cargos”.  Sobre la base de esas declaraciones, el fiscal había concluido que Mendoza conocía a los otros dos imputados. El juez coincidió con Rodríguez y sostuvo que “entre ellos habría existido un accionar mancomunado para la comisión del delito de coacciones”.
En la misma línea, el abogado Claudio Torres del Sel habló sobre la defensa de su cliente José Luis Baella: “En esta causa, Baella está sindicado como  una de las personas que participó del famoso video con el que se intentó extorsionar a Norma Castaño. Toda esa maniobra fue negada por Baella y vamos a tratar de demostrar en el juicio que esa acusación no tiene el ribete jurídico necesario para una condena”.
El defensor de Baella. El abogado Claudio Torres del Sel dijo que no hay pruebas contundentes sobre el exsubjefe de la DGPyCA. Foto: José Busiemi / Diario UNO Santa Fe
Connivencia
 El exjefe de la fuerza santafesina será juzgado junto al ex subjefe de Inteligencia de la DGPyCA, José Luis Baella; y el agente de esa misma repartición, Mauricio Otaduy, y a dos detenidos por tráfico de drogas: Daniel Tuerto Mendoza y Fernando Torres. Tognoli y Baella serán enjuiciados por el delito de “encubrimiento agravado” en favor de Mendoza. Pero además los tres, junto a Otaduy, deberán responder por una supuesta operación realizada en contra de Norma Castaño, titular de la ONG Madres Solidarias, quien denunció la “connivencia” entre ellos. Este será el primer juicio que deberá enfrentar el exjefe policial, detenido desde el 7 de marzo de 2013 en Las Flores.