Policiales
Jueves 03 de Agosto de 2017

Cayó preso otra vez el menor que estuvo detenido por el crimen de Pablo Cejas

Se trata de un adolescente de 15 años que ya había sido arrestado junto a un amigo en la mañana del sábado 22 de julio cuando caminaban por las calles del barrio Los Troncos

Esta tarde, después de las 14, en las populosas calles del barrio La Acería de la capital santafesina y luego de un patrullaje de Prevención Activa que fue desarrollado por oficiales y suboficiales de las agrupaciones Cuerpos y Orden Público, fue aprehendido un menor de 15 años que estuvo mencionado dentro de la investigación del asesinato que tuvo como víctima al policía Pablo Cejas.

El menor -que por su edad es inimputable- al no tener documentos personales fue llevado hasta una dependencia policial del noroeste santafesino y la novedad fue comunicada inmediatamente a la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación.

El mismo adolescente ya había sido aprehendido en la mañana del sábado 22 de julio cuando cayó preso junto con un amigo con el que caminaban por las calles de barrio Los Troncos. En aquella oportunidad, el amigo del chico se ayudaba para caminar con una muleta ya que presentaba un impacto de bala en su pierna izquierda. La noche del crimen de Pablo Cejas se estima que algunos de los ejecutores pudo resultar herido, y de allí que quedó montada la sospecha de su participación o autoría en el asesinato.


Embed



Ambos amigos aprehendidos fueron puestos a consideración de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación que, a las pocas horas, dejó libre al mayor de ellos. Y para el caso del chico de 15 años, por su condición de inimputable, se abocaron al caso los funcionarios de la Subsecretaría del Menor, la Adolescencia y la Familia, que lo reintegraron a su seno familiar.

Para el menor valen los principios jurídicos que fueron expuestos hace solo una quincena atrás con respecto a su edad de 15 años. La ley estima que en el caso de ser autor o partícipe de un delito no puede comprender la criminalidad del acto y, con relación a este nuevo hecho, otra vez quedó a disposición de la misma Subsecretaría, que probablemente repita el temperamento usado anteriormente de reintegrarlo al seno familiar.



Embed