Policiales
Jueves 04 de Agosto de 2016

Cómo evitar ser víctima de un secuestro virtual

En las últimas horas se dieron a conocer varios casos de secuestros virtuales en Santa Fe y la Región. La modalidad no es nueva, pero va adquiriendo diversas variantes para engañar a la gente.
La modalidad delictiva es a través de un llamado telefónico en el que dicen tener secuestrada a un persona, tratan de obtener dinero o cosas de valor (códigos de tarjetas telefónicas, por ejemplo) por parte de un familiar y/o conocido de la persona presuntamente secuestrada.
Modalidad
En primer lugar, desde la División Relaciones Policiales de la URI puntualizaron en cinco ítems la modalidad empleada por los malvivientes.
1. El delincuente realiza un primer llamado a un teléfono fijo o celular.
2. El mismo, manifiesta estar en presencia de un accidente de tránsito o una situación similar, donde hay varias personas heridas. Entre esas personas, se encuentra un familiar del receptor de la llamada.
3. En el transcurso de la comunicación, quienes la realizan, usan un léxico similar a los códigos utilizados por las fuerzas de seguridad y ejecutan una serie de preguntas o interrogatorios que les sirve para recabar datos. La víctima, ante la desesperante situación, aporta información que el delincuente utilizará para manipularla en una futura comunicación.
4. A los pocos minutos, se produce una segunda llamada en la cual el virtual secuestrador, utilizando esos datos obtenidos, le informan a la víctima que, en realidad, su familiar no ha sufrido un accidente, sino que ha sido secuestrado. Hecho que, en verdad, no ha tenido lugar.
5. En la desesperación, quien recibe la llamada percibe tal situación como real. Más aún, en algunos casos, un cómplice emite gritos, solicitando auxilio, generando un clima que torna más veraz la situación. Ello aumenta la angustia de quien, del otro lado del teléfono, está siendo víctima del engaño.

Consejos
En el caso de recibir ese tipo de llamadas telefónicas, la cartera de Seguridad de la provincia recomienda:
  • No brindar ninguna información personal, de un familiar, de actividades que se realicen o de los bienes que se posean.
  • Advertir a los niños en el caso de que éstos acostumbren a atender el teléfono, para que no den esa información a desconocidos.
  • Más allá de cualquier amenaza que se pueda recibir por teléfono, cortar inmediatamente la comunicación, tratando en lo posible, de anotar el número de teléfono desde el cual lo han llamado.En caso de no poder anotar el número, o si llaman desde un número desconocido, cortar de todos modos la comunicación telefónica.
  • Tratar de ubicar a sus familiares. Si no puede hacerlo comuníquese con otras personas que puedan a su vez ayudarlo a contactarse.
  • Contactar inmediatamente a la policía a través del 911 o los números de la comisaría local.

Redes sociales
Por último, la policía añadió a las recomendaciones algunas precauciones que se pueden tomar en el uso de las redes sociales:
  • Se aconseja no publicar en las redes sociales conformación del grupo familiar ni dirección exacta del domicilio. Tampoco muestre imágenes del interior de la vivienda que revelen su distribución interna, así como también los puntos de acceso a la misma. También evite brindar información (a través de comentarios en los muros de las redes sociales) sobre los horarios en los que usted ingresa o egresa de su domicilio, u otra información que nutra a los delincuentes de información para cometer este tipo de ilícitos.
  • Se sugiere extremar todas las medidas de seguridad y privacidad que ofrecen las redes sociales –fundamentalmente Facebook-, así como también evite agregar a desconocidos, puesto que todos los datos de su familia (actividades, domicilio) pueden ser utilizados por delincuentes para consumar delitos en la vivienda, o abordarlos en el ingreso o egreso de la misma.