Policiales
Martes 26 de Abril de 2016

Cómo fueron las últimas estafas del falso proveedor de bebidas

Fue detenido el viernes pasado por la Policía de Investigaciones. En Tribunales prometió devolver la plata 

La mecánica de la estafa era siempre la misma: les prometía a las víctimas una gran cantidad de productos a muy bajo costo, les cobraba y luego se fugaba sin cumplir su parte del trato. Como el engaño le salió bien varias veces, lo repitió en distintas ciudades de la provincia y también en la ciudad de Paraná, y el tendal de defraudados que fue dejando guió a los agentes de la Policía de Investigaciones de la Provincia hacia su captura.
 
 Así, el viernes pasado, en un operativo a cargo del comisario principal Mario Monzón, quedó detenido el hombre de 64 años que el domingo fue imputado por el delito de reiteradas y tentativa de estafas reiteradas. Según fuentes judiciales, el hombre habría prometido devolverle el dinero a sus víctimas a cambio de una reducción del monto de la pena. 
 
En diálogo con Diario Uno, el comisario Monzón contó que la investigación se inició con la denuncia que una empresaria gastronómica de Sauce Viejo hizo el 26 de marzo pasado. La mujer, dueña de un conocido restorán, denunció que un hombre la había estafado por el monto de 12 mil pesos. 
 
Escuchas telefónicas
La víctima dijo que a cambio del dinero, el hombre le tenía que dar un lote de bebidas para el comedor, pero que nunca realizó la entrega. A partir de esa denuncia, los investigadores comenzaron a realizar escuchas telefónicas al celular de contacto que tenía la mujer y así llegaron a otras víctimas. Estos casos sucedieron en la ciudad de Reconquista, donde el imputado prometió un juego de cubiertas -que nunca entregó - a cambio de 4.000 pesos que se guardó, y en Humbolt, donde volvió a repetir la apariencia de ser un proveedor de bebidas y de donde volvió a irse con 4.000 pesos.
 
“Esos fueron casos en los que el detenido logró cometer los fraudes. También tenemos registro de muchísimos intentos en los que las víctimas pudieron reaccionar a tiempo y se dieron cuenta de que había algo raro en el trato que les proponía este hombre. Otros que colaboraron fueron los dueños de un bar ubicado en bulevar Gálvez, quienes se dieron cuenta de la maniobra y también actuaron como testigos”, explicó Monzón. En este sentido, el comisario detalló que la detención se produjo en inmediaciones de calle San Luis al 3300 y que si bien el hombre se resistió e intentó darse a la fuga, fue reducido y controlado por personal policial. 
 
De la investigación judicial, que quedó a cargo de los fiscales Estanislao Giavedonni y Laura Urquiza, se desprende también que el detenido citaba a las víctimas en lugares públicos y allí les pedía el dinero y les decía que esperaran unos minutos que su carga “ya estaba en camino”. Por ejemplo, en un caso los citó en el estacionamiento de un supermercado de la zona de Recoleta y en otro caso, en la puerta de un sanatorio, donde le dijo a las víctimas que estaba internado su hijo. Una vez que le entregaban el dinero, el hombre desaparecía. 
 
Prontuario
Desde la PDI indicaron que pudieron establecer que el estafador tenía un modus operandi que consistía en contactar a diferentes personas para ofrecerles algún tipo de mercadería. También pudieron determinar que el detenido actuaba en distintos puntos de la provincia como Rafaela, Esperanza y que cuenta con un prontuario por hechos similares en Entre Ríos.  
 
“La investigación demandó un trabajo intenso, porque las estafas no son delitos fáciles de probar. Si hay un solo caso, el imputado puede alegar que es su palabra contra la del denunciante. La clave es sumar muchos testimonios y también sirvieron muchísimo las escuchas telefónicas”, explicó el comisario, y destacó que es importante contar que este tipo de episodios ocurren para alertar a posibles futuras víctimas.

“El detenido es una persona muy simpática y extrovertido, enseguida se ganaba la confianza de la gente, y a los que estaban desprevenidos, logró engañarlos. Por eso es importante que la gente se entere que estos hechos ocurren y que nunca realicen ninguna compra sin algunas garantías”, concluyó Monzón.