Policiales
Martes 01 de Diciembre de 2015

Condenaron a cuatro jóvenes por un homicidio ocurrido en una plaza de Venado Tuerto

Las penas son de entre 18 y 7 años de prisión de cumplimiento efectivo. Fueron dadas a conocer hoy en el marco del cuadragésimo primero juicio oral y público que se realizó en la provincia. 

Con condenas de entre siete y 18 años de prisión de cumplimiento efectivo finalizó el cuadragésimo primer juicio oral y público realizado en la provincia. El juicio se llevó a cabo en Venado Tuerto a raíz del homicidio de Kevin Monserrate, de 21 años, ocurrido alrededor de las 4.30 del domingo 15 de febrero en la plaza San Martín. También se los juzgó por las agresiones que le propinaron a Delfor Tapia de 20 años, quien sufrió lesiones graves en una de sus piernas.
 
Los condenados son cuatro jóvenes: Darío Eduardo Villordo, de 23 años, que recibió una pena de 18 años de prisión de cumplimiento efectivo; Lucas Walter Daniel Ramallo (21) y Santos Damián Pintos (23), que recibieron penas de 16 años de prisión de cumplimiento efectivo, respectivamente; y Alan Martín Díaz (20 años), quien recibió una pena de siete años de prisión de cumplimiento efectivo.
 
La decisión fue informada hoy por el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Jorge Gastonjaúregui, Lorena Garini y presidido por Andrea Fernández. El fiscal del caso fue Mauro Blanco, quien estuvo acompañado en el juicio por el fiscal Juan Pablo Lavini Rosset.
 
Sentencia
Según detallan en la sentencia los jueces, la condena a los cuatro jóvenes es por los delitos de homicidio con motivo u ocasión de robo y robo agravado por lesiones graves, en concurso ideal. La pena a 18 años de prisión para Villordo es por ser quien asestó la puñalada mortal a Monserrate; en tanto, la condena a 16 años para Ramallo y para Pintos fue por considerarlos coautores de los delitos; mientras que la pena de siete años para Díaz fue por ser hallado partícipe secundario.
 
Además, Pintos fue declarado reincidente por un hecho anterior.
 
Robo seguido de muerte
Si bien el fiscal había solicitado 25 años de prisión para Villordo y 20 para Ramallo, Pintos y Díaz, se mostró conforme con la decisión del tribunal. En tal sentido manifestó que "es importante destacar que los jueces resolvieron acoger la figura típica del artículo 165 del Código Penal en la que se regula el robo agravado por el resultado muerte". Y agregó: "El tribunal entendió que, si bien uno sólo de los condenados fue el que apuñaló a dos personas –una de las cuales murió–, correspondía responsabilizar a los cuatro que participaron del hecho".
 
Por último, el fiscal del Ministerio Público de la Acusación se refirió a la pena de siete años resuelta para Díaz. En tal sentido, sostuvo que "no alcanzó a lesionar a nadie, y su sumó a la acción después del apuñalamiento, por eso fue considerado partícipe secundario. De hecho, sin su participación, el robo seguido de muerte se hubiera cometido igual", finalizó Blanco.