Policiales
Jueves 09 de Febrero de 2017

Conmovedor testimonio del taxista asaltado y golpeado con una maza

El trabajador de 76 años que fue asaltado en un camino rural de la vecina ciudad de Paraná, está preocupado por recuperarse para avanzar con un tratamiento contra el cáncer.

Roque Almada tiene 76 años y padece cáncer de pulmón. Aún así sigue trabajando detrás del volante. Este martes, a eso de las 23, mientras estaba en la plataforma de la Terminal de Ómnibus de Paraná, tomó pasaje. Un joven de unos 20 años le pidió que lo llevase a la zona del parque industrial.


"Busqué la ruta y me fui. Me dijo que iba hasta la casa de su patrón a buscar la camioneta y unas herramientas porque eran soldadores. Entramos por un camino vecinal y en una curva llena de yuyos, recibí un mazazo en la cabeza. Se le desprendió la maza y me siguió golpeando con el cabo", relató a Radio 97.1 La Red Paraná.


"Me llevó 350 pesos de la recaudación, el celular y otras cosas que estaban en el auto", señaló Almada que se recupera en el hospital San Martín de los golpes que tiene en la cabeza y en un ojo.


Sobre el agresor, a quien la Policía ya tendría identificado, relató que era un muchacho que le dijo que tenía un Fiat Sapzio y que trabajaba en el parque Industrial. "Yo perdí el conocimiento. Después estuve medio mareado pero me senté en el auto con los pies para afuera. Ahí pasó un muchacho en moto y me ayudó. Llamó a la Policía y me llevaron al hospital", indicó Almada.


En un primer momento lo llevaron al hospital San Francisco de Asís de Crespo y luego lo derivaron al San Martín.


"Ahora estoy tratando de recuperarme porque tengo cáncer en un pulmón y tengo turno este lunes para un estudio nuclear. Quiero terminar con esto porque me dijo e médico que no hay que dejarlo avanzar", relató el hombre.


Choferes piden seguridad

Tras el violento hecho los choferes de coches de alquiler expresaron su preocupación por varios asaltos sufridos en las últimas horas. En ese sentido, se supo que en Circunvalación y Francia dos jóvenes de unos 20 años asaltaron a un remisero amenzándolo con un arma blanca. Le robaron una recaudación de unos 900 pesos y el celular y huyeron hacia un cañaveral. Los ladrones habían subido en la zona norte de la ciudad, en Güemes y Laurencena. Afortunadamente el chofer no fue herido.