Policiales
Lunes 13 de Julio de 2015

De Olazabal: "Los locales de la fiscalía deberían tener custodia permanente”

Ayer, malvivientes ingresaron a la fiscalía de San Javier, generaron destrozos, prendieron fuego y se llevaron armas. El jefe de los fiscales señaló la gravedad del hecho.

El domingo por la madrugada, delincuentes ingresaron a la fiscalía de la ciudad santafesina de San Javier, quemaron casi la totalidad de los archivos de las causas penales tramitadas allí y robaron armas de fuego que estaban bajo custodia (como pruebas de causas que se investigan), informaron fuentes policiales y judiciales. Ante esta situación, el Fiscal General Julio de Olazabal señaló la gravedad del hecho y confirmó que se hará presente en el lugar durante la mañana de este lunes para conocer detalles de lo sucedido ayer. 
•LEER MÁS: Roban armas y queman archivos de la fiscalía de San Javier
“No recuerdo un atentado de estas características contra el poder judicial", manifestó el jefe de los fiscales y señaló: "Es muy grave. Estoy camino a San Javier para interiorizarme de los detalles de lo que ocurrió. Los locales de la fiscalía deberían tener custodia permanente”. 
En diálogo con LT10, de Olazabal indicó que “no pareciera que fue un hecho repentino. El acceso a computadoras y a datos puntuales nos hace pensar que hay algo complejo en juego”, subrayó. 
Por su parte, la fiscal de San Javier, Rosana Marcolin, informó ayer que los delincuentes incendiaron tres oficinas de la dependencia judicial, utilizando para ello el papel de los archivos de los sumarios y su computadora personal, por lo que "el perjuicio es grande".
Además, en una entrevista de la misma emisora, agregó que “la fiscalía de San Javier no tiene vigilancia las 24 horas. El local está ubicado en el centro de la ciudad y la policía tiene la obligación de patrullarla sistemáticamente. Para evitar esta situación deberíamos haber tenido a un policía dentro de la fiscalía”. 
Consultada sobre si se llevaron documentación importante o la quemaron, la fiscal de San Javier manifestó estar "segura que se llevaron elementos de la oficina o se aseguraron de quemarlos. Hoy vamos a hacer una análisis de lo que falta y veremos que se puede reconstruir. Nosotros estamos investigando 2000 causas (la mayoría son causas que investigan delitos contra la vida o abusos sexuales)”. 
Finalmente, Marcolin remarcó que “hay muchas causas en la fiscalía que pueden haber generado esta situación. Es obvio que hay una maniobra para encubrir una causa penal y destruir evidencias”, dijo.