Policiales
Sábado 16 de Abril de 2016

Decían ser sojeros pero mandaban cocaína a Barcelona

Un ciudadano argentino, dueño de un restaurante en Barcelona, fue detenido en esa ciudad acusado de liderar una banda narco que utilizaba como pantalla la producción de soja 

Un ciudadano argentino, dueño de un restaurante en Barcelona, fue detenido en esa ciudad acusado de liderar una banda narco que utilizaba como pantalla la producción de soja para traficar cocaína a Europa y cuyos siete miembros fueron apresados en Argentina.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dio en una conferencia de prensa los resultados de la denominada "Operación soja blanca", segunda parte de una investigación que la Policía Federal Argentina inició en 2012 y que tuvo el 23 de marzo a su primer detenido: Alejandro Damián Arrighi, de 33 años, quien en un Audi A3, en el barrio de Belgrano, llevaba 50 kilos de cocaína.

El operativo siguió ayer con 17 allanamientos, 15 de ellos en localidades bonaerenses y dos en Salta. En total se incautaron 3 kilos de cocaína, 4 kilos de marihuana, nueve vehículos, 51 teléfonos celulares, dinero en efectivo, armas de fuego y un chaleco antibalas de la policía bonaerense.

Además fueron apresados siete cómplices de Arrighi, entre ellos el supuesto líder de la banda: Daniel "El pelado" Orellano, de 54 años, quien vivía en Saint Vincent de Montalt, cerca de Barcelona.

Bullrich agregó que el hombre "había comprado un restaurante en Barcelona que era la pantalla para las operaciones. Lo importante es que Orellano, antes de viajar, exportaba droga desde un country de (la localidad de) Ingeniero Maschwitz", dijo la ministra. Y añadió que uno de los lugares allanados era una empresa de ralladura de plástico para exportación que sería la utilizada para ocultar la droga en el traslado al exterior. "Creemos que esta empresa permitía mezclar la droga en el plástico y así exportarla", dijo la ministra.

Cuatro años. La causa se inició en 2012 cuando se estableció que Orellano quería enviar cocaína a España y para financiar esas actividades comercializaba drogas en el mercado local . Tras ello empezó a viajar a Barcelona, donde puso un restaurante.

En febrero los investigadores determinaron que Orellano tenía contacto con Arrighi, dueño de un hotel en Barcelona, a fin de abastecerse de droga y que éste último iba a ser el encargado de la logística de la banda. Por eso intervinieron sus teléfonos y establecieron que ambos conversaban "en código", simulando que trataban temas relacionados a la siembra y exportación de soja y también a una fiesta para referirse a la droga.

En base a las escuchas se determinó que planeaban enviar a España 100 kilos de droga. El mismo día que apresaron a Arrighi con 50 kilos de cocaína también cayó el empresario sojero salteño Oscar Luis Morales, de 63 años, acusado de ser el proveedor de la droga; y Ana María Altuna, de 73 años, que actuó como nexo.

En tanto, entre los detenidos ayer está Rodrigo Carlos Pérez, de 45 años, quien tenía un pedido de captura internacional de un juzgado de Resistencia por tráfico ilegal de personas y asociación ilícita; y era requerido en causas por drogas por la Justicia de Mercedes (Buenos Aires) y falsificación de documento en la provincia de Tucumán.