Declararon que Olivera también dejó escapar al "Aguja" Agüero y al "Chueco" Villalba

Los primeros suboficiales que encontraron el camión con marihuana en un basural de Arroyo Leyes en 2014, indicaron que la excomisaria de Rincón favoreció la evasión de los dos principales imputados en el juicio que tiene policías y civiles acusados.

Los suboficiales, Matías Zoratti y Claudia Moreyra terminaron siendo clave en el último trayecto del juicio que busca determinar qué sucedió en la madrugada del 2 de noviembre del 2014, cuando en un basural de la calle 62 de Arroyo Leyes se encontró una tonelada y media de marihuana dentro de un conteiner rojo con las insignias Hamburg Süd que estaba enganchado a un Fiat Iveco blanco.

Quien primero testificó fue Zoratti, el cual narró que aquella noche fueron avisados –él, Papini y Moreyra– de un camión sospechoso, en momentos en que cargaban combustible al móvil 5212 en la Petro Sol de Rincón.

Cuando arribaron al lugar, encontraron dos camiones estacionados fuera de una chatarrería. "En su momento no sospechamos nada", dijo el suboficial y agregó que pensó que esa situación se trataría de posibles piratas del asfalto o descarga de pescado sin imaginar lo que había".

camion


Al descender del móvil –Zoratti y Papini– vieron que el conteiner se encontraba a una distancia de un metro y medio del otro vehículo, un Mercedes Benz 1114 color rojo. En el lugar había paquetes de bolsas de color azul. "Esto es falopa", dijo Zoratti sobre lo que le comentó a Papini. "Me llené de preguntas", sostuvo ante el tribunal. Zoratti comentó que cuando se encontraban inspeccionando los camiones llegó al basural una Peugeot Partner gris, de la cual bajaron dos hombres, Alejandro "Aguja" Agüero y Juan Carlos "Chueco" Villalba. "Aflójenme este camioncito", recordó sobre lo que le dijo el "Aguja" en ese entonces.

La testigo que apareció

En su declaración, Zoratti reveló que minutos después de que Agüero llegó al lugar, arribó la comisaria Stella Maris Olivera, acompañada de su chofer, Mauro Ruoppollo, también procesado en la causa. Olivera bajó del auto y se puso a hablar con Agüero y posteriormente llegó el jefe de Inspección de la Octava Zona, Martín Díaz. El mismo Díaz se sumó a la charla entre Olivera y el Aguja, mientras que los otros tres suboficiales se quedaron a un costado.


Minutos después, Agüero se subió a la Partner gris y Villalba al Mercedes Benz rojo. Ambos se marcharon del lugar, como si nada hubiera pasado. "Hasta el día de hoy sigo con temor de la situación", confesó Zoratti.

En tanto, Moreyra respaldó la declaración de Zoratti y entre lágrimas destacó: "No entendíamos nada de lo que pasaba".

¿Quién buscó a los testigos?

Los dichos de los suboficiales que primeramente intervinieron fueron opuestos a los de Olivera, la cual declaró –apenas comenzado el juicio– que la evasión de Agüero y Villalba se dio en momentos en que ella se había ido del lugar ya que Díaz le había pedido que busque un equipo de mate ya que "la noche iba a ser larga".

En su momento, la extitular de la Comisaría Nº 14 de San José de Rincón, dijo que además había ido a buscar testigos para el procedimiento. A esos dichos los contradijo el sargento Fabián Manjka, –del Comando Radioeléctrico– quien llegó al lugar junto a su compañero Luciano Astraín, y vio que Olivera estaba dialogando con Díaz. En este sentido, Manjka relató que le preguntó a Olivera qué era lo que sucedía por lo que la exjefa le contestó: "No pibe, ya está todo controlado, hay un conteiner repleto de falopa".


Posteriormente, Manjka se fue al móvil, el cual había dejado unos cien metros antes –por miedo a empantanarse– y fue en ese momento que notó cómo la Partner gris, guiada por Agüero y el Mercedes Benz 1114, con Villalba como conductor, se marchaban del lugar.

El sargento aclaró además que aquella noche fue él mismo quien buscó a los dos testigos de actuación, los cuales se encontraban en una garita de la zona de Rincón esperando el colectivo.

La confección del acta

Por último y en cuanto a la responsabilidad de Cristian Hang –quien era jefe de Orden Público– en torno a la evasión de Agüero y Villalba, los relatos de Papini, Zoratti, Manjka y Moreyra lo sindicaron como quien confeccionó el acta falsa que se labró en el hall de la Unidad Regional I, cuando el procedimiento se trasladó hasta allí.


En esa línea, el suboficial Papini cuestionó "en ningún momento nos preguntaron si queríamos aportar datos".