Policiales
Viernes 24 de Julio de 2015

Detuvieron en Rosario a un hombre acusado de estafar en cajeros de Estados Unidos

Se trata de una persona de 48 años que tenía captura internacional de Interpol por haber robado unos U$S 100.000 con tarjetas de Débito y Crédito en cajeros automáticos de Virginia 

Un hombre con pedido de captura internacional tras ser acusado de haber estafado a varias personas en unos 100.000 dólares, con tarjetas de crédito y débito en cajeros automáticos en Estados Unidos, fue detenido esta tarde en Rosario, informaron hoy fuentes policiales.
 
De acuerdo al informe, en las últimas horas efectivos del Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA) detuvieron a Roberto Fabián Inzitari (48), de nacionalidad argentina, sobre quien pesaba una solicitud de arresto internacional con fines de extradición como consecuencia de haber realizado varias estafas en el estado norteamericano de Virginia, en los años 2002 y 2003.
 
El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, destacó en un comunicado que la detención se logró “luego de una exhaustiva tarea de investigación criminal realizada por efectivos de la PFA, en la calle Laprida al 5600” de Rosario.
 
La investigación llevada a cabo por las autoridades estadounidenses demostró que Inzitari había diseñado un plan para defraudar a titulares de tarjetas de débito y crédito, que consistía en insertar un dispositivo en los cajeros automáticos que atascaba los plásticos.
 
Después de trabar las tarjetas, el acusado se acercaba a las víctimas con la excusa de ayudarlas, y allí memorizaba los números de identificación personal (PIN).
 
Tras varios intentos infructuosos para destrabar la tarjeta las víctimas se retiraban y, entonces, Inzitari destrababa los cajeros y realizaba extracciones de dinero en efectivo.
 
A causa de estas denuncias el imputado fue detenido por la policía de Virginia, que allanó su domicilio e incautó varios dispositivos electrónicos pero, al poco tiempo, resultó liberado bajo el compromiso de presentarse ante las autoridades del Estado, pero no lo cumplió y se escapó, por lo que se libró una orden de captura internacional.
 
Interviene en la causa el Juzgado Federal 5 a cargo de Norberto Oyarbide.