Policiales
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Detuvieron a un adolescente que sería el presunto autor de un homicidio en La Nueva Tablada

Fue el miércoles durante la ejecución de un allanamiento en una vivienda del paraje "Dos Ombúes" en el departamento Garay. El detenido tiene 17 años y contaba con pedido de captura "activo" por ser el presunto autor de un homicidio ocurrido mayo 2017.

Este miércoles, con las primeras luces del amanecer, en el paraje de "Dos Ombúes" ubicado en el departamento Garay, fue aprehendido un adolescente de 17 años por su presunta responsabilidad criminal en el asesinato de Esteban Rogelio Vallar de 36 años, ocurrido el 14 de mayo de 2017 en la manzana N° 2 del barrio La Nueva Tablada, de la ciudad de Santa Fe.


Buscado desde mayo de 2017
El allanamiento a la vivienda de un familiar del menor, fue el resultado de los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) a través de testimonios que lo vincularon con la escena del crimen en principio, y luego puntualmente con su presunta responsabilidad criminal en el homicidio.

•LEER MÁS: Mortal: le pegó un balazo en la nuca que le salió por la cara

El asesinato de Vallar
El domingo 14 de mayo, a las 14.50, en las calles del barrio La NuevaTablada de la capital santafesina, fue impactado con un balazo que le atravesó la cabeza. La víctima fue socorrida por los vecinos de la populosa barriada que lo trasladaron de urgencia hasta el hospital Mira y López, adonde los médicos que lo revisaron constataron que agoniza, hasta que finalmente falleció algunos minutos después.

Represalias: casas quemadas
Los vecinos del barrio, que se convirtieron en involuntarios testigos del crimen de Vallar, fueron los responsables de denunciar el suceso a la central policial 911, y en ese mismo momento trascendió que el ejecutor sería otro vecino, un adolescente, del que trascendió su identidad y apodo.
Horas después de conocerse la noticia sobre el crimen, fueron quemadas dos viviendas: la del presunto matador y la de un familiar directo de este. Desde entonces, los vecinos del barrio, aseguraron que se lo trago la tierra, porque desapareció para siempre y nadie volvió a verlo caminar las calles de las populosas barriadas.