Policiales
Sábado 05 de Agosto de 2017

El abogado del "Zurdo" Villarroel dijo que es exagerada la acusación por lavado de activos

Claudio Torres Del Sel dijo a UNO Santa Fe que el sindicado narco de Alto Verde compraba autos y luego los vendía ya que el dinero que recaudaba del cable que explotaba le permitía hacer ese tipo de negocios.

Claudio Torres Del Sel, el abogado particular de Sergio "Zurdo" Villarroel dijo que existen claros elementos que permitirán demostrar que su defendido tenía una actividad lícita. Los dichos fueron a UNO Santa Fe tras revelarse ayer que el fiscal de la causa, Walter Rodriguez, pidió la indagatoria por lavado de activos para el sindicado narcotraficante de Alto Verde que permanece detenido en la cárcel de Coronda desde el 10 de diciembre del 2016.

El letrado sostuvo que el "Zurdo", desde hace varios años, desarrollaba la actividad de prestador de cable en todo el distrito costero de Alto Verde y a ello le permitió incrementar su patrimonio. "En un momento llegó a tener 1.300 abonados. Esa cantidad, a un promedio hoy de $700 por abonado, le significaba un ingreso importante", destacó.

"Su propiedad era la casa de Alto Verde -en la Manzana 1- y el único lujo que se puede hablar de esa vivienda era que tenía una pileta de natación. El resto era una construcción de medio pelo", explicó Torres Del Sel en torno a la consulta por la cantidad de propiedades que fueron denunciadas por el fiscal Rodríguez. "Ese ingreso que él tenía -por el cable- le permitió poder adquirir una quinta", aclaró.


Torres Del Sel se refirió además al tema de los automóviles que figuran como propiedad del "Zurdo". "Él compraba algunos vehículos, pero así como los obtenía los vendía inmediatamente y después adquiría otros. Son negocios que se presentaban dado que él tenía lo de las recaudaciones en el cable", fundamentó.

0021163734.jpg


Sobre el auto, el BMW Z4, en el que fue asesinado Martín "El Fantasma" Paz de Rosario, Torres Del Sel opinó: "Son relaciones que hace el fiscal y veremos cómo defendemos todas esas situaciones".


En torno a la acusación del lavado de activos, el defensor cuestionó esa figura penal ya que calificó que el lavado es algo más profundo. "Estamos hablando de cuando terceros construyen edificios, acá -por la causa de Villarroel- estamos hablando de una lancha que puede costar 80 mil o cien mil pesos en el mercado. No estamos hablando de un yate de un millón de dolares", señaló.

"Creo que es exagerada la atribución. No le veo sentido a la acusación. Es una cacería de brujas ya que lo que dice el fiscal siempre es ratificado por el juez. Prácticamente no hay posibilidad de defensa", concluyó el defensor del Zurdo Villarroel.