Policiales
Domingo 10 de Septiembre de 2017

El fiscal regional Carlos Arietti confirmó una investigación por presunta corrupción policial

En diálogo con UNO Santa Fe, el funcionario se refirió a la existencia de la Instrucción Penal Preparatoria (IPP) sobre delitos contra la administración pública, de los que presuntamente son responsables policías de la UR 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, en los períodos 2015-2016. La causa refiere a supuestas irregularidades en la designación de horas Ospe (Orden de Servicio Policial Extradordinario)

El fiscal regional del Ministerio Público de la Acusación Carlos Arietti, en diálogo con UNO Santa Fe, reveló que comenzó la investigación penal preparatoria (IPP) sobre maniobras que involucran a personal policial de distintas jerarquías, aunque se encargó de precisar que solo se está en los primeros pasos.

Lo que continúa es la evaluación de elementos de sospecha que pueden desembocar en las citaciones para audiencias imputativas con las correspondientes atribuciones respecto de las presuntas comisiones de delitos de la administración pública -aclarando de manera enfática el funcionario- que por el momento rige en términos absolutos el artículo 258 del Código Procesal Penal de Santa Fe, ley 12.734 ( Los actos de la investigación y su documentación serán secretos para quienes no sean parte en el procedimiento o no tuvieran expresa autorización para conocerlos)

Horas Ospe
La causa refiere a supuestas irregularidades en la designación de horas Ospe (Orden de Servicio Policial Extradordinario), horas extras que efectivos cumplirían dentro del correspondiente horario de trabajo. En ese marco, trabajan en el caso dos fiscales: María Laura Martí y Roberto Apullán.

Si bien no existe información oficial judicial al respecto, la investigación comprendería los siguientes delitos: falsificación de documento público, defraudación a la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos.

Las personas que estarían comprendidas dentro de la investigación judicial serían decenas de oficiales y suboficiales que prestaron servicios en la Unidad Regional 1° departamento La Capital de la Policía de Santa Fe entre los años 2015 y 2016.

El caso está en pleno proceso y llevaría semanas llegar a una conclusión de todo lo investigado con el llamado a audiencias imputativas de delitos determinados y, si correspondiere luego, las audiencias de prisión preventiva.


Embed