Policiales
Viernes 28 de Agosto de 2015

El gobierno admite nuevo error al conmutar pena del otro asesino de los Mattioli

Lo hizo un día después de disculparse con los deudos por reducir la pena a otro preso por el doble asesinato. “Esto es como un balde de agua fría”, dice Nilda Mattioli.

Tan solo 24 horas después de que el gobierno de la provincia debió salir a brindar las disculpas a los familiares de dos hombres asesinados en 2007 ya que por un “error involuntario” conmutó la pena a prisión perpetua a uno de los homicidas, ayer trascendió que el cómplice de ese maleante ya había recibido el mismo beneficio el año anterior.
De esta manera, los dos criminales terminaron siendo favorecidos por decretos gubernamentales que no pueden ser revocados.
El gobernador Antonio Bonfatti había firmado en los primeros días del mes el Decreto Nº 2.484/15 por el cual en el uso de sus atribuciones constitucionales otorgaba 67 conmutaciones de penas a presos de la provincia. De ellos, 65 recibieron un beneficio de tres meses y otros dos detenidos vieron rebajadas su pena de perpetua a 25 años de cárcel: se trata del rosarino Héctor Marcelo Zalazar y el santafesino Antonio Nicolás Ceballos.
Sobre Ceballos, se supo que había sido condenado por el crimen de Rubén Atilio y Rubén Eduardo Mattioli, de 53 y 19 años respectivamente, asesinados a balazos en su autoservicio de San José del Rincón en 2007. Cuando los familiares de las víctimas se enteraron del beneficio otorgado, protestaron airadamente y el gobierno debió salir a rectificar su error. Entonces, mediante el Decreto 2.703/15 de revocatoria, el gobierno modificó el caso de Ceballos aunque eso generó un arduo debate en los ámbitos de la Justicia.
Es que por una parte el ministro de Justicia Juan Lewis afirmó que la firma de la conmutación se realizó por “una mala percepción y sin evaluar convenientemente la repercusión social”; y admitió que “fue un error” aunque ratificó su “legalidad”. Pero juristas y especialistas en la materia dijeron que el segundo decreto, es decir el que deshizo la medida dando marcha atrás carecería de validez. “El hecho jurídico ya se produjo y, por ende, creó derechos a Ceballos”: el de que su pena sea reducida a 25 años y que dentro de cuatro (ya que lleva ocho tras las rejas) pueda comenzar a gozar de salidas transitorias.
En ese marco, el miércoles el ministro Lewis recibió en su despacho a Alicia y Nilda Mattioli, hijas y hermanas de los hombres asesinados por Ceballos en el supermercado de Rincón. Entonces, el funcionario les pidió disculpas por el decreto que conmuto la pena y repitió los argumentos que ya había hecho públicos. Aludió a “un error”, a una decisión “inoportuna e inadecuada” y a falta de conocimiento del caso.
Y también les mencionó que el gobierno había publicado un nuevo decreto rectificatorio a raíz de la repercusión negativa que tuvo la primera de las medidas. Las mujeres se mostraron comprensivas con el error oficial y aceptaron las disculpas que, ellas mismas contaron, les expresó formalmente el ministro con lo que se retiraron “tranquilas” del palacio gubernamental.
Pero por entonces, en ámbitos judiciales existía la certeza de que los abogados de Ceballos demandarán sobre el particular aduciendo la nulidad del segundo decreto. Incluso, funcionarios del gobierno de Jorge Obeid, quienes pasaron por un hecho similar, aseguraron que “no se puede autoanular el decreto porque el principio general es que debe aplicarse la ley más benigna”.
Sin embargo, un día más tarde se llevaron una nueva sorpresa. Ayer se supo a través de la subsecretaria de Asuntos Penales de la provincia, Débora Cotichini, que un decreto de conmutación de penas del año 2014 benefició a otro de los autores materiales del doble crimen de los Mattioli.
Se trata del Decreto 3.471 del 8 de octubre de 2014 firmado por el gobernador Bonfatti que baja la pena de cadena perpetua a 25 años a Facundo Sartore, con lo que quedaría libre a los 12 años. Y como ya cumplió ocho años de pena, en cuatro puede tener las salidas transitorias al igual que Ceballos.
Según la funcionaria, el decreto (que no aparece publicado en la página web del gobierno de la provincia) está firme, aunque evitó adelantar cuál será el destino de la medida. Y argumentó que los internos beneficiados con aquella conmutación (la de 2014) se ajustaban a los requisitos y criterios objetivos indispensables para peticionar o acceder a este beneficio.
 Consultado por medios santafesinos, el gobernador Bonfatti admitió que se enteró “por la prensa” del caso vinculado con el doble homicidio de los Mattioli. “Yo me enteré el lunes a la mañana por la prensa; al mediodía lo planteé al gabinete y ordené revisar el decreto”, indicó el mandatario al describir lo ocurrido desde que firmó la conmutación de penas hasta que decretó la revocatoria de dicho beneficio.
Bonfatti insistió en que “hay aspectos muy restrictivos a tener en cuenta para dar la conmutación. Las normas restrictivas son muy finas en ese sentido”, y admitió que “uno da por sentado que está todo analizado y estudiado”. 
“Yo no sabía sobre este caso, porque viene un decreto ómnibus que uno firma con una serie de nombres, y cuando me enteré de esto justamente por una pregunta de un colega de ustedes, lo resolvimos en 24 horas”, destacó.

“Esto es como un balde de agua fría”, dice Nilda Mattioli
Nilda Mattioli, hija y hermana de las víctimas del doble homicidio registrado en San José del Rincón en 2007, aseguró anoche a Diario UNO de Santa Fe que la familia “está shockeada”. “Nos acabamos de enterar de esta otra conmutación. La verdad es que no sabíamos de esto y nos cayó como un balde de agua fría”, afirmó. 
La mujer aseguró: “Le solicitaremos al ministro de Justicia Juan Lewis que esto no vuelva a pasar con ninguno de los otros dos implicados que están presos, ni haya otra conmutación, porque en diciembre pueden volver a conmutar. Y que se fijen por qué una persona está presa cuando hacen una conmutación. Nos vamos a poner en contacto con quien corresponda para que nos expliquen esa conmutación que se firmó en octubre del 2014”.