Policiales
Lunes 25 de Abril de 2016

El norte provincial tuvo mil casos de violencia de género en dos años

Las cifras fueron reveladas por el fiscal regional Eladio García, quien además detalló que un tercio de esas investigaciones son por abusos sexuales 

Los casos del cura y el director de escuela acusados por abuso sexual en el norte provincial son solo un pequeñísimo porcentaje de los hechos de violencia de género que ingresaron a la fiscalía de la Circunscripción 4ª (que abarca Vera y Reconquista), desde la puesta en marcha del nuevo sistema procesal penal, en febrero del 2014.
 

Según reveló el fiscal regional Eladio García, en los últimos 26 meses se registraron 950 hechos de violencia de género, desde femicidios hasta agresiones y, de ese total, 280 hechos fueron tipificados como abusos sexuales. Otra cifra que permite dimensionar la gravedad de la problemática es que el 20 por ciento de todas las intervenciones que realiza la fiscalía en la zona son por este tipo de casos.
 
Para García, las estadísticas no muestran un aumento de los delitos, sino que visualizan una problemática que antes no tenía lugar en la Justicia: “En proporción con la cantidad de habitantes, tenemos la mayor cantidad de hechos de violencia de género de la provincia. La puesta en marcha del sistema penal acusatorio significó la implementación de un nuevo paradigma, que obliga a la Justicia a rendir cuentas de sus actos, de su carga de trabajo, y de las respuestas que obtiene en aras a la solución de conflictos”.
 
—¿Qué consecuencias tuvo para la administración de justicia el caso de Manuel Díaz? 
—Ese caso significó una lucha cuerpo a cuerpo para nosotros porque Manuel Díaz era una persona poderosa en Vera. Esa causa arrastró al personal de la Alcaidía de Vera y a la policía, que era la que en ese momento entorpecía la investigación. Incluso, el caso terminó por arrastrar también a los dos defensores que terminaron con una causa penal en su contra y con Díaz trasladado a la cárcel de Las Flores en Santa Fe, para que ya no tuviera más influencia. Hay que tener en cuenta que este hombre había sido empleado del Juzgado de Instrucción durante 25 años, era el sumariante estrella. Lo que pasa es que el norte provincial es una zona muy grande y se trabaja por subregiones. Pero el caso del cura Néstor Monzón también va a ser un quiebre en Reconquista.
 
 
“Una diferencia concreta que tenemos respecto del año pasado es que ahora hay más gente trabajando. Hoy tenemos 10 fiscales y siete jueces cuando antes había dos. Además, vemos que en todos hay un compromiso importante en la investigación de los hechos. Y la otra cuestión que permite que las investigaciones lleguen a mejor término es que se instalaron unidades fiscales donde hay personal que específicamente está preparado para atender este tipo de casos y que sabe muy bien cómo coordinar acciones con otros organismos, como la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, Defensoría del Pueblo y los Centros de Atención Judicial, para poder realizar un trabajo en conjunto e interdisciplinario.
 
En este sentido, el fiscal regional destacó el trabajo conjunto de los cinco consejos zonales (Intiyaco, Las Toscas, Reconquista, Román y Vera), en los que la violencia de género es uno de los temas que ocupa las agendas.
 
—¿Qué medidas se están tomando en los casos de violencia de género que hoy están en trámite para proteger a las víctimas?
—Trabajamos mucho en la contención de las víctimas y de su núcleo familiar para que no haya intromisión de parte de los autores del hecho o de los allegados al acusado. Hoy no es fácil frenar ese tipo de situaciones, que sobre todo se dan a través de las redes sociales. Pero se está trabajando mucho en materia de prevención. Tenemos una Guía de Buenas Prácticas en Casos de Abuso Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes, con la que trabajamos y que sirve tanto para proteger a las víctimas como a los testigos. En los casos de violencia intrafamiliar, por ejemplo, se trabaja para poder sacar a la víctima de ese ambiente y que esté contenida, y en esa tarea están colaborando muchas organizaciones intermedias a las que nosotros monitoreamos.
 
El cura, a la comisaría
El viernes se conoció la noticia de que el juez Ireneo Berzano había dictaminado 60 días de prisión preventiva para Néstor Monzón, el cura de Reconquista acusado de haber abusado de una nena de tres años y de un primito de la misma edad. En la audiencia, el imputado pidió ser alojado en la Abadía Niño Jesús de la ciudad de Victoria, provincia de Entre Ríos. 
 
Con algunas restricciones, como por ejemplo que alguien de la Abadía se constituyera como garante y que la policía realizara controles periódicos y sorpresivo, el magistrado hizo lugar al pedido. Sin embargo, con un comunicado que hicieron público durante el fin de semana, desde la institución religiosa negaron cualquier tipo de colaboración con el imputado y dijeron que no lo iban a recibir. Por lo tanto, Néstor Monzón quedó alojado en la comisaría de la Jefatura de policía de la ciudad de Avellaneda.
 
“Los próximos pasos en la investigación son realizarle al imputado exámenes médicos para determinar si tenía enfermedades venéreas y realizarle también las pericias psicológica y psiquiátrica. Por el momento, va a quedar detenido en la dependencia policial como cualquier hijo de vecino, a menos que la defensa del imputado presente alguna queja”, explicó el fiscal García. La defensa del cura es ejercida por el abogado Ricardo Degoumois, el mismo que se hizo cargo de las defensas de los dos defensores oficiales, José Luis Estévez y Fabiana Pierini, imputados por amenazas y prevaricato, en el marco de la causa de Manuel Díaz.
 
 
Caso Díaz: esta semana fijarían la fecha del juicio
Este lunes se llevó a cabo la audiencia preliminar en la investigación contra Manuel Díaz, el exempleado del Poder Judicial de la ciudad de Vera acusado de haber violado a su hija desde que tenía cinco años y que luego, en el transcurso de la investigación que se realizó el año pasado, volvió a atacarla. 
 
Las dos causas se unificarán y serán elevadas a un solo juicio. En la audiencia preliminar, las partes acuerdan con el juez cuáles van a ser las pruebas incorporadas a la etapa final de la investigación y que serán debatidas en forma oral y pública. Según estimó el fiscal Eladio García, esta misma semana podría conocerse cuál va a ser la fecha de inicio del debate. 
 
La acusación de Díaz incluye cuatro delitos y agravantes: abuso sexual gravemente ultrajante, reiterado; corrupción de menores y abuso sexual con acceso carnal, e instigación al suicidio, todos agravados por el vínculo. En paralelo, sus exdefensores oficiales Luis Estévez y Fabiana Pierini, están siendo investigados por las amenazas que sufrió la hija de Díaz.

Gabriela Albanesi / galbanesi@uno.com.ar / De la Redacción de UNO