Policiales
Jueves 23 de Junio de 2016

El sereno que mataron a puñaladas permitió ingresar a su asesino

Enrique Rey Laconich, de 62 años, falleció en la obra donde trabajaba. Según peritajes, no hubo violencia en las aberturas

Este jueves, durante la madrugada, asesinaron a puñaladas a Enrique Julio César Rey Laconich de 62 años, quien trabajaba como sereno de una obra en construcción de propiedad horizontal ubicada en Castellanos al 1400 de barrio Candioti.
Embed
El suceso fue descubierto por el propietario del edificio que denunció y al lugar llegaron el jefe de la UR I La Capital, comisario mayor Adrián Rodríguez; uniformados de la Policía de Investigaciones, de la Científica y el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Jorge Nessier.
El resultado preliminar de los peritajes permitió conocer que en principio no hubo forzamiento en la abertura metálica de ingreso a la obra.
Ese elemento fue considerado vital para establecer que la víctima habría permitido el ingreso a su lugar de trabajo a una persona que conocía previamente, lo que es considerado el puntapié inicial en la investigación del homicidio.
Embed
En la escena del crimen, el hombre muerto fue hallado en ropa interior y dentro de la misma habitación encontraron un cuchillo, de los que comúnmente se denominan Tramontina, con la hoja con sangre.
Luego, el médico de la repartición revisó en detalle el cadáver del sereno asesinado y observó que presentaba profundas puñaladas en el cuello y en la zona torácica, compatible con un ataque consumado de frente.

Investigación

Después, y por una orden del fiscal Nessier, se realizaron los peritajes de rigor en la habitación en la que hallaron el cadáver: huellas y rastros, planimétrico y fotografía, además de guardar el cuchillo secuestrado, que se habría usado en la faena criminal.
No hubo detenidos.